Respaldaron a Vidal

LA GOBERNADORA BONAERENSE FUE AMENAZADA

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, recibió en las últimas nuevas amenazas que consistieron en llamadas telefónicas y el hallazgo de un cartucho de escopeta en su casa de Castelar, hecho por el que recibió apoyos del presidente Mauricio Macri y de todo el arco político, incluidos el radicalismo, el peronismo, el kirchnerismo y el Frente Renovador.
El ministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari, confirmó que existieron “tres llamados amenazantes” contra Vidal en el lapso de tres horas, entre las 21 y las 23, y que además “le dejaron un cartucho de escopeta en el garaje de la vivienda” en la que residió hasta hace unos días.
Ferrari consideró, a través de radio La Red, que se trata de “hechos claros, precisos y concordantes vinculados a la decisión política de la gobernadora de luchar contra la corrupción y el narcotráfico en todos los sectores”.
Posteriormente, fue Vidal quien, en sintonía con lo expresado por Ferrari, afirmó que “hacer lo correcto pone incómodos a algunos sectores”, en referencia a las amenazas que recibió, que tienen su correlato con lo sucedido algunos meses atrás, cuando dos efectivos de la custodia de la gobernadora fueron encontrados dentro de su despacho en actitud sospechosa.
En febrero de este año, la gobernadora había tomado la decisión de mudarse con su familia a una base aérea de Morón, por “cuestiones de seguridad”, al rechazar trasladarse a la residencia de la gobernación desde su casa de Castelar, en la que vivió hasta principios de agosto junto a sus hijos, ya separada del intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro. (Télam)

Compartir