Sala inició huelga de hambre

POR "DECISION ARBITRARIA" DE INCOMUNICARLA

La encarcelada dirigente social Milagro Sala inició ayer una huelga de hambre en repudio a lo que calificó como “la decisión arbitraria” de incomunicarla y prohibir que la visiten en el penal jujeño de Alto Comedero y atribuyó las restricciones que denuncia a una orden del gobernador Gerardo Morales.
“Por orden de Morales incomunican y prohíben visitas a Milagro Sala sin dar a conocer razones, por lo tanto le niegan derecho a defensa”, informó en Twitter prensa de la organización Tupac Amaru, que ella lidera.
La Tupac agregó que “la diputada del Parlasur y dirigente social inició huelga de hambre en repudio a la decisión arbitraria y en reclamo de sus derechos”.
Aunque ni Sala ni sus abogados habían sido notificados de la sanción hasta el mediodía, según la Tupac, a primera hora de la tarde, informó el diario jujeño El Tribuno, el jefe del Servicio Penitenciario Provincial, Víctor Carlos Morales, dijo que la medida consistía en un “aislamiento” por “inconducta”.

Huelga de hambre.
Respecto de la anunciada huelga de hambre, el jefe penitenciario dijo al mismo medio que “amenazó con tomar una medida de este tipo pero la misma se debe formalizar a través de un escrito, lo que aún no sucedió” y afirmó que la sanción fueron ya notificados a Sala, la fiscalía que interviene en la causa y su abogado defensor.
Por su parte, Claudia, hija de Milagro Sala, confirmó que su “mamá está sancionada” y relató que “primero la pusieron en una celda que es de castigo y ahora a está en su pieza, y está mal porque no entiende esto”.
“Ella empezó con una medida de fuerza que es no comer ni tomar medicamentos hasta que se levante la medida, porque le quieren restringir la visita” a sólo familiares y a los “viernes y jueves una hora, y no acepta esto, va a seguir con esta medida hasta que levanten la sanción”, expresó Claudia. (Télam)