Secuestrada por error

JOVEN ESTUVO CAUTIVA NUEVE HORAS

Una joven de 28 años que había sido secuestrada el viernes en el barrio Ludueña, en la ciudad de Rosario, fue liberada ayer luego de que los delincuentes le admitieran que la habían capturado por error.
Carolina Romano, mamá de una nena de cuatro años, fue secuestrada cerca de las 20 del viernes cuando salió de su casa para ir a la farmacia y fue abandonada maniatada por los secuestradores a las 5 de la mañana en Provincias Unidas y La Salle.
La víctima había salido de su domicilio con su teléfono celular y algo de dinero en efectivo para comparar unos medicamentos.
En esas circunstancias, la chica fue sorprendida por un grupo de delincuentes que la redujeron y la subieron por la fuerza a un auto, informaron fuentes policiales.
En esas nueve horas, la familia Romano no recibió llamados intimidatorios ni amenazantes, no hubo ningún tipo de comunicación, y eso fue lo que más angustia les generó, informó el sitio del diario La Capital.
Además, intentaron comunicarse varias veces con ella pero su celular estuvo siempre apagado.
Las fuentes agregaron que no hubo intento de violación ni maltrato físico, pero cuando la encontraron Romano estaba en estado de shock. “Le ataron las manos, le taparon los ojos y la boca “, detalló el padre de la muchacha casi al borde del llanto.
“Me contó que le dijeron que la confundieron con otra persona”, relató el padre. (NA)

Compartir