“Una solución a un problema grave”

PAMPEANO TRABAJA EN DISPOSITIVO PARA DETECTAR MONÓXIDO DE CARBONO

Al dispositivo para detectar monóxido de carbono, dos estudiantes le agregaron una aplicación. Esta permitirá que el alerta pueda ser registrado en otros domicilios de vecinos, o familiares.
Dos jóvenes que trabajan en mejorar un dispositivo para detectar en una vivienda, o en una habitación, el escape de monóxido de carbono -proveniente de algún artefacto para calefaccionar-, están procurando conseguir apoyo para avanzar en el proyecto. “Ya el año pasado presentamos la versión prototipo que demostró que el sistema funciona, y ahora estamos haciendo las últimas mejoras para lanzarlo en forma comercial lo antes posible”, dijeron.
Como ya informara este diario dos estudiantes avanzados de la carrera de Ingeniería Electrónica de la Universidad Nacional del Sur han desarrollado el proyecto DeteCtOr, en el marco de la materia Computadoras Digitales, correspondiente al cuarto año de la carrera.
“DeteCtOr surgió a partir de marzo de 2017, con el objetivo de aportar una solución a una problemática concreta, como es la intoxicación por inhalación de monóxido de carbono, que causa más de 200 muertes por año en Argentina y miles de personas con secuelas irreversibles”, explicó Córdoba.

Alerta que no alcanza.
Uno de los proyectistas es el joven santarroseño Emanuel Córdoba, quien viene trabajando con Juan Ignacio Ruiz Diaz, de Bahía Blanca. Agregó que “actualmente en el mercado local, existen diversos dispositivos electrónicos que abordan la problemática, que cuentan con una alarma visual y/o sonora que alerta a los habitantes de la vivienda ante una eventual concentración elevada de monóxido de carbono”.
El estudiante pampeano razonó que “en la mayoría de las ocasiones, al dar la alerta visual y/o sonora, las personas afectadas se encuentran con dificultades motrices, producto de la intoxicación, que le impiden llevar a cabo las acciones necesarias para ventilar el ambiente por sus propios medios y salvar sus vidas”.

Llamado a familiares o vecinos.
Precisó que DeteCtOr “a diferencia del resto, incorpora tecnología GSM que le permite no sólo dar una alarma visual y/o sonora, sino también llamar automáticamente a familiares y/o vecinos que se encuentren previamente agendados en el dispositivo. Mientras la concentración de monóxido de carbono en el ambiente supere los valores establecidos por la norma NAG-204 del Enargas, el dispositivo realiza de forma autónoma una secuencia de llamados, comenzando desde el primer contacto al último y repitiendo este procedimiento hasta que la concentración descienda por debajo de lo establecido por la norma”, precisó.

¡Peligro!
Dijo Córdoba que “en simultáneo se emite un sonido de alerta acorde al grado concentración de CO presente en el ambiente y se muestra a través de un display de tecnología OLED la leyenda “¡Peligro! Concentración de CO elevada, ventile el ambiente”. Si el ambiente no se encuentra contaminado, en el display se muestra el mensaje ‘Aire Limpio’ y, como información adicional, el valor de la temperatura actual en el hogar”.
Siguió contando que “para garantizar su funcionamiento ante una eventual interrupción del suministro de energía eléctrica, DeteCtOr posee un sistema SAI (Sistema de Alimentación Ininterrumpida), que le permite continuar operando con una batería incorporada en el interior del dispositivo. Esa batería se recarga automáticamente una vez restablecido el suministro de energía eléctrica de la red domiciliaria”.

Carta al gobierno provincial.
Indicó que ahora con su compañero se encuentran “en la etapa de validación del prototipo: el objetivo consiste en recoger información tanto de la aceptabilidad del producto por parte de los usuarios, como así también verificar su correcto funcionamiento y detectar de forma prematura posibles mejoras”.
En diálogo con LA ARENA señaló que están requiriendo ayuda financiera para concluir el experimento. Recordó que el trabajo fue presentado en distintos concursos, y ganaron en uno pero nunca les llegó el financiamiento.
Hace pocas semanas decidieron enviarle una carta al propio gobernador Carlos Verna para ver si es posible -tal vez a través del Ministerio de la Producción- acceder a algún plan que les permita concluir el dispositivo que, en principio podría pensarse sería de suma utilidad.