“A Mac Allister no le importa”, dice Tindiglia

El ex delegado de la Afsca en La Pampa y diputado provincial por el FpV, Eduardo Tindiglia, denunció el “vaciamiento comunicacional y violación de los derechos humanos” como política del gobierno de Mauricio Macri. El legislador hizo referencia al aumento de los despidos en los organismos nacionales, y resaltó la actual situación que se vive en el Enacom, ente que reemplazó a la Afsca.
Tindiglia confirmó que más trabajadores fueron notificados de su desvinculación de ese organismo y aseguró que la medida “tiene como objetivo el vaciamiento de la institución para lograr la eliminación de políticas de fomento que por primera vez en la historia de la comunicación audiovisual argentina beneficiaban a los medios comunitarios, cooperativas y pequeñas radios, que quieren hacer desaparecer”.
Por otra parte, el diputado advirtió que con el despido de los trabajadores de la ex Afsca “se ponen en riesgo las capacitaciones y talleres gratuitos, que eran lo único que podían realizar los comunicadores pampeanos que no disponían de recursos para capacitarse en Capital Federal, los exámenes para habilitaciones de locutores y operadores locales y la realización de concursos públicos de licencias de FM”.
Para el legislador, el gobierno macrista “desconoce y vulnera los derechos humanos, ya que además de generar desempleo, deroga artículos de la ley de medios que garantizaban el acceso a la información”.
Además, Tindiglia criticó al secretario de Deportes de la Nación, Carlos Javier Mac Allister, quien al poco tiempo de asumir prometió que en La Pampa “nadie iba a perder su empleo”. “Esas promesas perdieron peso por decantación, la realidad demuestra otra situación con trabajadores despedidos en Afsca, Anses, Ministerio de Justicia y en la Oficina de atención a las víctimas de trata”, sentenció.
Por último, el ex delegado de Afsca expresó su solidaridad con los trabajadores cesanteados y manifestó su preocupación por la “persecución ideológica que lleva adelante el gobierno del presidente Macri, situación que demuestra que a Mac Allister poco le importa la economía provincial y la suerte de las familias pampeanas”.