Cabral: “Mi papá no se ahogó por un milagro”

OBRAS PUBLICAS TAPO EL POZO CIEGO

Brenda Cabral, hija de Hugo Cabral, el hombre que cayó en un antiguo pozo ciego en la calle Santa Cruz a la altura del 1100 en la noche del miércoles, cuando caminaba por la vereda de su vivienda, manifestó que en la familia están “muy conmovidos por la situación”. Ayer, personal de Obras Públicas realizó el vaciado del pozo, lo rellenaron con tosca blanca y lo taparon con tierra.
“Papá circulaba por la vereda y el piso cedió, se hundió” contó la joven a Radio Noticias y aseguró que “las baldosas se abrieron y de milagro no se ahogó en el agua que había en el interior del pozo: “lo salvó la reja de una ventana, de la que pudo agarrarse”.
Según lo que pudo describir la joven, el pozo tenía una profundidad superior a los dos metros, ya que mientras su padre estaba sujetándose de la reja, el agua le llegaba “hasta el mentón” y nunca hizo pie.
“Hace más de diez días se notaba un leve hundimiento, un desnivel en la vereda, y cuando llovía se juntaba agua. No pensábamos que había un pozo, como con el tiempo las veredas se van desnivelando, algo, por decirlo de una manera, normal” expresó Cabral y añadió que “ese es el antiguo pozo ciego que acá cada una de las casas tienen y tiene por lo menos 25 años”.

Denuncia.
Por otra parte, la mujer comentó que, la noche que ocurrió el hecho se acercó la Policía y le sugirieron que realice una denuncia. Finalmente, en el día de ayer, personal de Obras Públicas vació el pozo y posteriormente lo rellenaron con tosca blanca y tierra.
Consultada sobre la salud de padre, la joven manifestó que “mi papá está bien, sufrió algunas lesiones musculares por la fuerza que hizo al agarrarse de la reja”. Y recordó que ya tenía conocimientos de un caso similar, y dijo que “sobre calle Antártida Argentina le pasó lo mismo a un señor en su dormitorio, donde se hundió, con cama incluida y también era un pozo ciego”.

Compartir