¿Casualidad o interna?: auditores de Nación en el ministerio de Ortiz

A DIAS DE LA FEROZ INTERNA JUSTICIALISTA, SOSPECHAN QUE ES UN "PASE DE FACTURA"

Un equipo de técnicos del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, de la Unidad de Auditoría Interna, comenzó ayer una auditoría al Ministerio de Bienestar Social, a cargo del candidato a intendente de Santa Rosa, Raúl Ortiz, por la implementación del Programa Provincial de Tarjeta Alimentaria del año 2014 en La Pampa en el marco del Plan Nacional de Seguridad Alimentaria.
Aunque desde la cartera provincial no se hicieron declaraciones públicas sobre el tema, que debería ser de rutina, la presencia generó suspicacias en algunos integrantes del gobierno provincial. No por el control en sí, sino por la oportunidad. Es que desde 2007, hace nueve años -durante el gobierno de Carlos Verna-, que no se auditaba el programa de la Tarjeta Alimentaria,
Además de los años que pasaron sin consultas, las aprensiones también fueron motivadas porque faltando menos de cien días para el cambio de gobierno nacional, se produce un control de esta envergadura. Algunos voceros lo vincularon directamente a los coletazos de la interna en el Partido Justicialista y las diferencias que tuvo el ala kirchnerista pampeana con el ministro Ortiz. Luego de la interna que Verna le ganó al jorgista Fabián Bruna para postularse como gobernador, y ante la división en el peronismo, Ortiz decidió no participar de la primaria nacional del 9 de agosto en la que se enfrentaron en el Frente para la Victoria la lista del vernismo-marinismo con la del kirchnerismo.
Esto provocó diferencias entre el sector K con el ministro Ortiz en Santa Rosa. Poco después, el 24 de agosto, el ministerio que conduce Alicia Kirchner, le informó por nota del control que se iba a realizar sobre el programa social.
De acuerdo a la información suministrada por las fuentes de gobierno, las actividades del grupo comenzaron ayer y se llevarán a cabo hasta el viernes 4. El equipo es coordinado por la auditora adjunta operacional Lorena Garzilli y está integrado por otras cuatro personas. Los funcionarios del ministerio nacional pidieron libre acceso a las dependencias y a los interlocutores y la entrega de documentación tanto en papel como digital. Las actividades comenzaron ayer con una reunión con funcionarios pampeanos encargados del programa en la provincia y continuarán con visitas a distintas localidades.
LA ARENA intentó ayer consultar a los técnicos de Nación, pero los miembros del equipo adujeron que solo eran técnicos y que de la parte de comunicación se encargaban los funcionarios políticos del ministerio. También hubo quejas al ser tomada una fotografía de la reunión que mantuvieron ayer en dependencias del Ministerio de Bienestar Social.
El programa, que fue lanzado en 2006, tenía en ese momento como beneficiarias a unas 10 mil familias vulnerables socialmente. Uno de los últimos informes indicó que el plan llegaba a 14.595 beneficiarios. Hasta el momento, según los voceros del MBS, se han realizado de manera correcta las rendiciones a Desarrollo Social y se está al día con esa documentación. Tampoco se detectaron inconvenientes y las denuncias sobre su uso han sido sobre los comerciantes que les venden a los beneficiarios.
Los titulares de la “Tarjeta Alimentaria” pueden usarla en los comercios de la provincia adheridos al sistema del mencionado plan. Solo tienen permitida la compra de productos lácteos, carnes, huevos, frutas, verduras, cereales, legumbres, azúcares, dulces y aceites comestibles. No se puede realizar, en cambio, la compra de bebidas alcohólicas, artículos de limpieza y perfumería. Además, es intransferible y no puede ser retenida por los comerciantes.
La tarjeta está destinada a los beneficiarios de planes sociales que recibían un bolsón alimentario. Con este nuevo mecanismo se les acredita directamente entre 80 y 100 pesos de acuerdo a la cantidad de hijos. La elección de los beneficiarios se realizó luego de una exhaustiva selección, en la que se tuvieron en cuenta distintos ítems socioeconómicos surgidos del entrecruzamiento de datos en el Sistema Pilquén, utilizado en la provincia desde hace más de una década.