Dos condenados por un robo

JUICIO ABREVIADO POR INGRESO A UN CAMPO

El juez de audiencia, Andrés Olié, condenó ayer a Paulo Ezequiel Castillo, como autor material y penalmente responsable del delito de robo calificado por haber sido cometido en despoblado en calidad de coautor, a la pena de tres años de prisión de efectivo cumplimiento, y a Marcelo Ezequiel Guerra a tres años de prisión en suspenso por el mismo hecho y el mismo delito.
Además, le impuso a Guerra el cumplimiento de las siguientes reglas de conducta durante tres años: fijar residencia y presentarse trimestralmente ante el Juzgado de Paz de Eduardo Castex, y abstenerse de concurrir o acercarse al predio rural “La Filomena”, ubicado en el departamento Conhelo.
La resolución de Olié fue a raíz de un pedido de juicio abreviado acordado entre el fiscal Facundo Bon Dergham, el defensor oficial Pablo Maldini y los propios imputados. Castillo es un empleado municipal de 31 años, nacido en Castex, y con antecedentes penales; mientras que Guerra es nacido en la ciudad mendocina de General Alvear, tiene 28 años y también es empleado municipal.
De las pruebas surgidas de la investigación fiscal preparatoria, se determinó que ambos, entre las 21 del 17 de noviembre de 2013 y las primeras horas de la mañana siguiente, ingresaron al campo “La Filomena”, y tras “violentar tres puertas de la vivienda y del lateral del galpón, siendo dobladas con una barra de hierro, y el candado de cierre, sustrajeron una escopeta calibre 12, una caja de cartuchos para dicha arma, un rifle de aire comprimido, un taladro, una llave francesa, dos destornilladores y una linterna tipo marinero”.
“Conforme a cómo fueron fijados los hechos, y las evidencias obtenidas, entiendo que se encuentra debidamente acreditada la acción desplegada por los imputados -señaló Olié-. En efecto, las piezas procedimentales glosadas en el expediente dan cuenta del ingreso de los acusados en el citado predio rural, lugar alejado de la zona urbana, y donde previo forzar tres puertas de la vivienda y el galpón, se apoderaron de varios objetos”.
“Coadyuva lo precedentemente expuesto -como prueba relevante-, la circunstancia de que, efectuado un allanamiento y requisa vehicular en el domicilio de Guerra, se secuestró del interior de su vehículo, un Volkswagen Gacel, un rifle de aire comprimido, que posteriormente fuera reconocido por el damnificado”, agregó el magistrado.

Compartir