El índice de desocupación en La Pampa es de los más bajos del país

El conglomerado Santa Rosa-Toay es el segundo del país con la tasa de desempleo más baja, de acuerdo a los datos surgidos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), que realiza el Indec. Los datos fueron distribuidos por el organismo nacional en todo el país y en la provincia de La Pampa fue difundido el informe trimestral por parte de la Dirección de Estadísticas y Censos, que depende del Ministerio de la Producción pampeano.
La medición arrojó que el lugar con menos desocupación del país es la ciudad de Resistencia, en la provincia de Chaco, donde el desempleo llega al 0,4 por ciento. Le sigue Santa Rosa-Toay con 1,2 y San Luis con 1,5.
La población desocupada se mide como el conjunto de personas que, sin tener ningún trabajo, buscaron uno en forma activa en la semana de referencia. Si se analiza la desocupación en el conglomerado pampeano desde 2011 hasta la actualidad, se puede apreciar que el grado de desempleo más alto se registró en el primer y segundo trimestre de aquel año con 4,4 y 4,2 por ciento, respectivamente. A partir de ahí, los porcentajes más altos se registraron en el segundo trimestre de 2012 (3,1%) y en el tercero de 2013 (2,4).

Mil desempleados.
En el conglomerado pampeano, con una población de 125 mil personas y una Población Económicamente Activa de 49 mil, la desocupación afecta a mil habitantes. En tanto, otros mil son subocupados demandantes. Los resultados difundidos en la víspera corresponden al primer trimestre del año. Si se los compara con el mismo período de 2013, puede apreciarse una disminución de 1,1 en el porcentaje. En cambio, si se compara con el trimestre inmediatamente anterior (octubre, noviembre y diciembre de 2013) la tasa de desempleo subió 0,1 por ciento.
“Este indicador sigue mostrando para nuestro conglomerado un valor significativamente más bajo que el nacional (7,1%), ubicándolo como el más bajo de la región estadística pampeana (7,6) y de la región patagónica (6,6) y con respecto a otras regionales superado solo por un aglomerado en el conjunto de los 31 del país (Gran Resistencia)”, reza el informe de la Dirección de Estadísticas y Censos de la provincia.
La tasa de subocupación midió en Santa Rosa-Toay un 2,7%, 0.7 puntos más con respecto al mismo período de 2013, cuando llegaba a 2% y 0,3 puntos porcentuales más que el trimestre inmediatamente anterior -el cuarto de 2013- que fue del 2,4 por ciento. A su vez, la tasa de empleo cayó al 39%, teniendo en cuenta que en igual período del año pasado alcanzaba al 41,4 por ciento.
Por otro lado, la tasa de actividad también se redujo, en este caso, a 39,5 por ciento. En el primer trimestre de 2013 esa misma categoría alcanzaba al 42,4 por ciento.

En el país.
Tomando en cuenta los datos de todo el país, el índice de desocupación bajó al término del primer trimestre del año al 7,1%, ocho décimas menos que el 7,9% en el que se ubicó entre enero y marzo de 2013, según informó el Indec.
La dependencia oficial precisó que frente al último trimestre del año pasado, cuando el nivel de desempleo se ubicó en 6,4%, el índice marcó en el primer trimestre de 2014 un avance de 7 décimas.
Además, la sub-ocupación demandante, entendida como aquellas personas que trabajan menos de 35 horas semanales, pero quisieran trabajar más, se mantuvo en el primer trimestre en el 5,5%, mientras que la subocupación no demandante subió del 2,5 al 2,6% frente a igual período de 2013.
Las ciudad de Resistencia registró el menor índice de desocupación, 0,4%, seguida por Santa Rosa (La Pampa) con el 1,2%, San Luis 1,5% y Formosa, con el 2,1. Por el contrario, con una desocupación del 9,4% se anotó en el tope de la tabla Catamarca, seguida por Córdoba con el 9,1% y Mar del Plata, con el 9.
La Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), y el conurbano bonaerense, donde se concentra un tercio de la población, registraron índices de desocupación del 5,9 y 8,3%, respectivamente.
En el último trimestre del año pasado, el nivel de desocupación se ubicó en el 6,4%, la marca más baja de los últimos 30 años. Antes de que se conocieran estas cifras, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, había afirmado que la situación del empleo en Argentina era “estable”.