El IPAV comenzará a intimar judicialmente a miles de morosos

El presidente del Instituto Autárquico Provincial de la Vivienda (IPAV), Roberto Vassia, afirmó que desde ese organismo están “estudiando la vía judicial para intimar al cobro de los adjudicatarios de viviendas de la Provincia que no pagan sus cuotas”. El funcionario indicó que la medida está pensada para ser implementada, pero que aún faltan algunos pasos para que se ponga en marcha.
“La idea es comenzar a trabajar para la intimación del cobro a través de la Justicia. Pero quedan algunos pasos. Por un lado, se debe depurar el listado para determinar quiénes son los que no pagan y también se debe determinar a través de visitas que realicen los asistentes sociales un estudio de los casos de quiénes deberían ser excluidos de este proceso, porque hay quienes en verdad no pueden pagar la cuota por su situación. También tenemos que tener gente trabajando para eso, y desde hace semanas que estamos trabajando en la adjudicación de las viviendas que serán entregadas este año y el personal está ocupado para poder finalizar con estos trámites. Tenemos que esperar a contar con esa gente para empezar a trabajar en el tema de los deudores”, explicó el funcionario.
Vassia indicó que “el 50 por ciento de los beneficiarios no está pagando” en la actualidad la casa que le fue entregada por el Estado, lo que representaría unos 14.000 adjudicatarios de viviendas sociales de los 28.572 que tiene el IPAV. “La cuota hoy es de 98 pesos, pero hay gente que deben sus cuotas de 20 pesos, porque les fueron entregadas hace muchos años”, comentó.
El presidente del IPAV indicó que igualmente mejoró la cobrabilidad a los beneficiarios desde que se comenzó a descontar a los empleados del Estado provincial su cuota a través del recibo de sueldo. “Esto siempre fue obligatorio por ley, pero no se aplicaba. Ahora lo estamos haciendo”, indicó.

Ejemplo rionegrino.
La provincia de Río Negro tuvo que acudir a la Justicia para poder intimar a 5.000 familias que no pagaban su casa al Instituto de Planificación y Promoción de la Vivienda (IPPV). El organismo rionegrino tomó esta determinación en el marco de un proceso iniciado en 2012, vinculado a la recopilación y actualización de información importante respecto de demanda habitacional, y la necesidad de recobrar presencia en el territorio provincial para sanear las cuentas.
El diario Río Negro explicó que la idea central es que el compromiso de pago sirva para financiar nuevos planes. Al respecto, el subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda Social, Raúl Martínez, señaló a ese medio que existe una “obligación contractual” y en el medio “hay quienes no pagan” y por lo tanto los adjudicatarios “deben honrar su deuda”.
Agregó que “si hay gente que mira de afuera” y no se cumple el “rol social” del IPPV de otorgar viviendas” esto “sería una inmobiliaria” y se desvirtuarían los fines.

Desadjudicaciones
La vía judicial para intimar a los morosos pampeanos que no pagan las cuotas de las viviendas del IPAV, podría llegar a devenir en la desadjudicación. Es una medida poco común, pero en otras provincias se ha tomado. El ejemplo es Río Negro, que empezó a advertir a los deudores de planes habitacionales por estos días, antes del cobro a través de la Justicia. En esa provincia, el año pasado, desadjudicaron 46 viviendas.
Las autoridades del IPAV indicaron a LA ARENA que hoy es muy difícil tomar una medida de estas características, y que la Justicia pampeana no es proclive a esas decisiones. Pero sí hubo algunos casos de personas que perdieron su vivienda social por irregularidades -por alquilarla o entregarla a familiares-. Y que no estén pagando la cuota, en esos hechos, es un agravante más.

Piden ley “transparente y objetiva”
“Finalizado el proceso de adjudicación de viviendas en Santa Rosa y General Pico por parte del Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda (IPAV), no han sido menores los sucesos, ni han pasado desapercibidas ante diferentes actores sociales y políticos las graves denuncias realizadas. Tan grave es el manto de ocultamiento de la información pública por parte de las autoridades, que lo que debería ser una celebración por parte de toda la ciudadanía, frente a todos aquellos conciudadanos y conciudadanas que alcanzaron el sueño de la vivienda; se ve opacado por el accionar deliberado del propio ente autárquico”.
Así comienza el descargo de argumentos que realizó el bloque de concejales del Frepam, con la intención de proponer como “proyecto de resolución”, que la Cámara de Diputados dé “el tratamiento y aprobación de una Ley que garantice transparencia y objetividad en el sistema de inscripción, valoración, y adjudicación de viviendas de interés social por parte del gobierno de La Pampa, a través de su ente descentralizado”, como señala el primer artículo.
En el segundo artículo de la mencionada iniciativa, también solicitan que se invite “a los demás concejos deliberantes de las municipalidades de la provincia de La Pampa, a manifestarse en igual sentido ante la Cámara de Diputados, para bregar juntos por una Ley que garantice transparencia y objetividad en el sistema de inscripción, valoración, y adjudicación de viviendas de interés social”.
Entre otras afirmaciones en las que apoyan el pedido, los ediles argumentan que el actual accionar del IPAV, “va propagando diferentes reacciones y reclamos, por un lado, de aquellas vecinas y vecinos que no lograron salir beneficiados, y que desconocen cuál es el puntaje asignado, es decir, no solo el puntaje asignado a ellos y al resto de los que sí salieron beneficiados. Otros reclaman pactos preexistentes para emparchar otros errores del propio Estado provincial y/o municipal”.