“Escapó de un control”

OTRA VERSION POR OPERATIVO

Un joven santarroseño denunció el jueves a través de su perfil de Facebook que personal policial de la Seccional Tercera había querido “plantarle” drogas en su vehículo. Autoridades de la fuerza, que hasta la noche del jueves no tenían información sobre lo ocurrido, confiaron ayer a este medio que, en realidad, “el chico se había escapado de un control vehicular” y que estaba “un poco alcoholizado”. Aún así, el joven realizó una denuncia en la fiscalía tal y como había adelantado en una entrevista telefónica.
El curioso hecho ocurrió durante la madrugada del jueves en el barrio Fonavi 34. Según denunció el joven de 26 años -primero en las redes sociales, luego en un diálogo con LA ARENA- personal policial de la Seccional Tercera lo siguió hasta su casa y, delante de sus padres, quisieron “plantarle” drogas en su auto.
Respecto a este suceso, autoridades de la policía dieron su versión sobre lo ocurrido, y aseguraron que “la realidad es que había un control vehicular y el chico iba sin luces y no paró. Llegó hasta su casa, por detrás llegó el personal policial, incluso salió el padre del chico. Allí el personal explicó al padre lo ocurrido y por qué se lo siguió -se le hizo señales con balizas, y con la sirena, pero no paró-, hasta que se originó una discusión entre padre e hijo”. Según dijo el uniformado, “se le iba a realizar una infracción de tránsito, incluso el chico estaba un poco alcoholizado, y también se le iba a hacer el control de alcoholemia, pero como el padre reconoció la falta, el personal resolvió no hacerla”.
Continuando con su relato, el comisario dijo que “incluso el padre pidió que secuestremos el auto, pero quedó todo ahí porque luego surgió otra presencia. Además, en ningún momento se lo llevó demorado”.