“Estoy al servicio del proyecto”

El legislador no descarta en un futuro disputar la intendencia de su localidad, Guatraché. Fue crítico de la gestión del gobierno provincial, pero por sobre todo le apuntó a la administración macrista.
“La gran mayoría de las medidas de Macri son música para los oídos de los más ricos. Hay un odio por lo nacional y popular que baja de Balcarce 50 y al que debemos ponerle el pecho”, dice el diputado provincial Eduardo Tindiglia. Sostuvo que en el sector que representa (Frente para la Victoria) “debemos continuar organizados para poder construir sobre el derrumbe y los escombros” y “volver a pesar del poder de los medios hegemónicos”.
Hijo de una familia guatrachense, de Haydeé Lonegro, directora de escuela retirada, y de Juan Tindiglia, contratista agropecuario y pequeño productor de una chacra de 100 hectáreas; tiene dos hermanos: Patricia, docente y Pancho, empleado en APE y músico. Es padre de dos chicos, Evita (11) y Sandino (6) que asisten a la escuela 180 de Villa Santillán.
Hizo primaria en la Escuela 60 de su pueblo, y debe su seudónimo a “Tuqui” Casá, piloto de Turismo Carretera. Proveniente de una familia católica, en el ’81 fue a cursar primer año al Colegio Marista de Luján: “Buenas notas, pero renegaba de las misas diarias y dos por tres terminaba en penitencia sacando ortigas sin guantes en la huerta”.

Estudio y trabajos.
Tuvo la satisfacción de haber salido campeón de ajedrez en el torneo intercolegial de Luján con solo 13 años. “Rescato eso y valoro el trabajo que hacen muchos curas villeros, pero lo vivido esos años me fue acercando al agnosticismo. Segundo y tercero lo hice en Guatraché y 4º y 5º en el Nacional de Santa Rosa, porque a mi padre lo convocaron como director de Tierras Fiscales de la provincia y vine a acompañarlo”.
Luego se fue a estudiar a Bahía Blanca, y rememora que en varios de los seis lugares donde vivió, “los propietarios tenían relación con alguna víctima del terrorismo de Estado”. En tanto trabajó en una estación de servicios, en la empresa de recolección de residuos y vendiendo planes de ahorro.
De familia peronista, sus padres fueron concejales en Guatraché en diferentes períodos, y su papá fue funcionario provincial en Tierras Fiscales y luego gerente de colonización del Ente del Río Colorado en 25 de Mayo.

La militancia.
Empezó a militar en 1999 “como representante de la JP. Fui candidato a concejal en 5º lugar, algo casi testimonial; y después con el gobierno de De La Rúa hicimos desde la Unidad Básica un gran trabajo social. En 2003 acompañé a Néstor Kirchner en la campaña y le ganamos en Guatraché a la conducción de la UB, la elección a presidente en primera vuelta. Ellos por mandato de Marín, apoyaban a Menem. Fue importante, pero lo que sucedía a nivel nacional con la transversalidad, pero la apertura del peronismo al Frente para la Victoria no bajaba a la provincia y en 2005, desencantado, me desafilié. Luego fui candidato a vicegobernador por el FpV en 2007 y a fines de ese año inicié los primeros contactos con los ‘cumpas’ de Nuevo Encuentro, el partido de Martín Sabbatella, y con Stella Chambón, de General San Martín, comenzamos a recorrer la provincia”.

Pro y contras del kirchnerismo.
Al analizar la derrota del kirchnerismo, razonó que “no es algo homogéneo sino claramente un complejo campo de disputas, donde es imposible que no tenga conflictos en su interior. Nació abierto a recibir otras corrientes políticas e ideológicas que ingresaron por convicción. Su debilidad fue no fortalecerse en ese sentido, con poder para neutralizar al otro peronismo, y cuando empezamos a sufrir los embates del poder judicial y el poder mediático los oportunistas hicieron lo que hacen siempre: se refugiaron en el pragmatismo para justificar su salida”, reprochó.
No dejó de hacer referencia al “caso López que indigna y da mucha bronca, porque, como dice Martín Sabbatella, López, no somos nosotros. El problema de la corrupción estructural en América, que viene desde 1492, y en particular en Argentina, está en el gobierno actual, en la política, en la Justicia, en la policía, en los clubes de fútbol, en el periodismo, en los sindicatos, en el empresariado, en el mundo eclesiástico… En el kirchnerismo hay cientos de miles de militantes y dirigentes honestos por eso es injusto que se lo utilice para cuestionar un proyecto político”, razonó.

Sobre Macri y Verna.
Al hacer mención al actual gobierno nacional dijo que “en 6 meses los argentinos soportamos fuertes tarifazos de gas, agua, luz y transporte y una inflación creciente en los artículos de primera necesidad; con decenas de miles de despidos del sector público y privado. Este gobierno es el campeón mundial del ajuste y no para de transferir todos los recursos posibles de los pobres a los ricos”.
En cuanto al gobierno provincial indicó que Carlos Verna “no puede desentenderse de su primera gestión que fue el emblema del dispendio económico en la obra pública y la falta de profesionalidad técnica que hoy estamos padeciendo en la provincia. También es el responsable de poner en funciones como ministro en un área tan sensible como Justicia o Seguridad a un hombre acusado de golpeador, condenado por la Justicia por abuso de poder durante su breve mandato ante la ciudad. Gracias a Verna la Pampa cuenta con un ministro desmedido que permite el abuso policial y restringe el derecho a la información”, completó.

¿Intendente?
En el final aseguró “no estar pendiente” de su futuro político. “En todo caso estoy al servicio del proyecto, de Cristina, de lo que me pida Martín Sabbatella y de lo que los compañeros y compañeras de Nuevo Encuentro La Pampa decidan. ¿Intendente de mi Pueblo? Es el sueño de cualquier político y sé que tengo mucho para dar, pero si tiene que llegar llegará, sino igual estaré conforme”, cerró.

De la Afsca a la Legislatura.
Una vez regresado a Guatraché trabajó como docente de informática en el Agrotécnico ” en paralelo siempre como monotributista, comerciante en el rubro computación, diseño de software administrativo y venta de equipos”.
Pero algo que de alguna manera sería determinante en la vida de Eduardo Tindiglia fue desempeñarse durante 23 años como radiodifusor en FM Radio del Pueblo. La emisora nació a principios del ’90, a partir de un entusiasmado grupo de personas, encabezado por sus dos primeros propietarios, Leandro “Pajarito” Suárez y Francisco “Pancho” Tindiglia, que tuvieron la descabellada idea de que, a partir de un pequeño museo de equipos electrónicos que asombrosamente funcionaban, podrían dar lugar al nacimiento de la primera emisora de Guatraché y el sur de La Pampa: FM 88.5 Radio del Pueblo.
Pero las limitaciones existentes en infraestructura, no las había para la creatividad. Por sus micrófonos pasaron más de 120 personas conduciendo programas.
En octubre de 2012, Eduardo Tindiglia fue convocado por Martín Sabbatella a hacerse cargo de la Coordinación La Pampa del Afsca, cargo que ocupó hasta el 10 de diciembre cuando asumió como diputado provincial. “Mirando el espejo retrovisor puedo decir que soy el rebelde de la familia, pero creo que debo estar orgulloso de lo conseguido porque Nuevo Encuentro en La Pampa viene creciendo muy fuerte y hay compañeros con muchas convicciones que se fueron sumando, como Martín Balsa, Ariel Reinhard, Franco Catalani y muchos más del interior que le garantizan un futuro muy promisorio al kirchnerismo pampeano”, alentó.

Compartir