Giorgis pide aportes para cisternas

RECLAMO DEL FREPAM PARA QUE NO FALTE AGUA EN SANTA ROSA

Las roturas del acueducto provocaron que por días diversos barrios santarroseños carecieran de agua. Quien no sufre el problema quizás no alcanza a darse cuenta que en los hogares es un grave problema.
“Es necesario que el gobierno provincial aporte urgente financiamiento a la municipalidad de Santa Rosa para la construcción de otras cisternas y contar con más reservas de agua”, pidió la diputada provincial Claudia Giorgis.
La frepamista sostuvo que “es increíble la desidia con que se maneja el agua, realmente la gente está indignada con razón, por eso creemos que desde la actividad política nos corresponde exigir medidas”.
La legisladora presentó un pedido de informes legislativo, para que el Poder Ejecutivo conteste una serie de interrogantes. Giorgis pretende un informe detallado de las recurrentes roturas del acueducto del río Colorado en lo que va de 2015, puntualizando las razones para que esto se produzca con tanta frecuencia.

Aporte para el municipio.
Además sugiere que se otorgue un aporte urgente a la municipalidad de Santa Rosa para construir más cisternas para obtener reservas de agua con la intervención y supervisión de la Administración Provincial del Agua,
Además pretende que técnicos del APA estén a disposición para poner en condiciones de funcionamiento, de manera permanente, el acuífero Anguil-Santa Rosa para que se pueda conectar automáticamente ante emergencias del acueducto del Colorado.
Otro pedido de la diputada del Frepam es que el gobierno provincial prevea, en la construcción de viviendas en la ciudad, que estén dotadas con cisterna para reserva de agua potable.
Fundamentó su pedido de informes en que el acceso al agua potable es indispensable “para asegurar las condiciones de higiene y de salud de la población. Sin embargo, la gestión de este recurso vital en nuestra ciudad deja mucho que desear afectando severamente la calidad de vida de nuestros hogares”.

Imprevisión.
Razonó que el crecimiento poblacional de la capital provincial no ha sido acompañado por las inversiones, por lo menos en depósitos para tener una reserva de agua acorde a los 30 millones de litros diarios que se entregan por día según dijo el director del área. “Es por eso que las reservas no duran ni medio día, y entonces a lo que supuestamente podría llamarse contingencia como puede ser una rotura en el acueducto del Colorado se le suma la imprevisión de no contar con un mínimo de 48 horas de reservas para que los vecinos no suframos al instante las consecuencias”.
Agregó que si a eso se le suma que el acuífero Anguil-Santa Rosa no hace el aporte necesario de agua cuando el acueducto queda fuera de servicio “es obvio que los vecinos vamos a sufrir la situación. El gobierno provincial debería poner a disposición el cuerpo técnico de la APA y recursos económicos para poner en óptimo funcionamiento el acuífero”.
“El gobierno provincial debe realizar un aporte importante de recursos económicos y humanos”, concluyó.

“Se cubría la demanda”.
En medio de la crisis hídrica por la que atraviesa la ciudad de Santa Rosa, con el pedido de la Fuchad de que se declare la emergencia y el reconocimiento oficial de la necesidad de buscar nuevas alternativas para la provisión del servicio, desde el radicalismo se recordó que durante la gestión comunal de Francisco Torroba, el acuífero de Anguil abastecía 27 millones de litros diarios.
Esa cantidad supera notablemente a la que reconocen las actuales autoridades municipales, que sitúan en el orden de los 15 millones de litros.
Ex funcionarios de la administración frepamista recordaron que al término de su mandato santarroseño el acueducto del Colorado salió de servicio y la provisión de agua a toda la población capitalina fue suplida con la generada por los 80 pozos ubicados a la vera de la ruta 5.
Los radicales también trajeron a colación que cuando se habilitó el acueducto del Colorado durante la gestión el peronista Néstor Alcala, el contrato obligaba a Santa Rosa a proveerse mayoritariamente a través de ese ducto, justificando tal medida en la necesidad de aportar a su mantenimento.
La semana pasada, cuando por segunda vez el acueducto del Colorado salió de servicio, por la reiteración de una pérdida en la unión de caños, desde Aguas del Colorado se remarcó que esa provisión de agua potable era “complementaria” a la que debía prestarse con sistema propio cada comuna interconectada.
Hoy, los porcentajes de agua de acuerdo a su procedencia son: el 70 por ciento del acueducto del Colorado y el resto del acuífero Anguil, con un total de 40 millones de litros diarios en los días más calurosos.
“Durante la gestión de Torroba con lo que se producía en la batería de pozos se cubría la demanda total de agua de la mayor cantidad de meses del año, debiéndose reforzar con el acueducto durante el verano.