La Comuna hará censo de taxis y remises

La Subdirección de Control e Inspección de Servicios Públicos de la Municipalidad de Santa Rosa ordenó la realización de un censo obligatorio para los licenciatarios de coches taxímetros y remises.
El censo tiene como objetivo realizar una actualización de los datos obrantes en los registros municipales y recabar información sobre las modalidades de prestación del servicio público.
El relevamiento reviste para los licenciatarios el carácter de declaración jurada y deberá responderse sobre datos de los licenciatarios, los choferes, la modalidad del servicio, como así también de los horarios en que cada licenciatario presta servicio, la utilización que hace de las paradas demarcadas por el municipio, el sistema que utiliza para determinar la prioridad del viaje que le asignan a cada móvil, entre otras cuestiones.
Del análisis de la información recabada se procederá a evaluar la necesidad o no de proyectar modificaciones a las ordenanzas que regulan el servicio de público de taxis y remises. La comuna solicitó a los usuarios que siempre utilicen el servicio de taxis y remises habilitados, los cuales deben exhibir al pasajero en forma visible el cuadro tarifario y la información de licenciatario y conductor.
“Ante cualquier queja por el servicio de coches taxímetros y remises, el usuario puede denunciarla al teléfono 435555, ya que las quejas recibidas son trasladadas a los licenciatarios y registradas en el historial de cada licencia”, informaron desde el municipio.

Arbolado Urbano
Por otra parte, la Subdirección informó que en el marco del relevamiento sobre arbolado urbano realizado en el radio céntrico de nuestra ciudad y que fuera oportunamente elevado a la Comisión de Arbolado Urbano de la ciudad, se comenzó el envío de notificaciones a los propietarios de los inmuebles que se encuentran en infracción a la normativa vigente, ya sea por falta de ejemplares, por falta de cazuela adecuada y por la presencia de especies no permitidas (arbustivas).
En tal sentido -agregaron- se le otorgará un plazo al propietario para que adecue el arbolado a las
normativas vigentes. Vencido el mismo y en una segunda etapa se procederá a labrar las actas de infracción correspondientes.

Compartir