Marín, contra expropiación de tierras

El coordinador regional de la Anses, Espartaco Marín, pidió la intervención del Estado en el sector inmobiliario para combatir la especulación financiera, situación que va en contra de los beneficiarios del programa de crédito nacional Procrear. Además, aprovechó para cuestionar el proyecto de ley de regulación de tierras de La Cámpora: se mostró en contra de la expropiación de terrenos baldíos.
“Hay una necesidad concreta y el Estado, provincial o municipal, debería intervenir mediando entre los privados que poseen terrenos para inversión y especulación financiera y aquellos beneficiarios del crédito para que nadie quede al margen de ese beneficio”, aseguró el funcionario nacional.
Marín recordó que en la provincia, en el último sorteo, cerca de 1.300 personas accedieron a los beneficios del Programa Crédito Argentino del Bicentenario para la Vivienda Única Familiar y reveló que en la sede local del organismo ya recibieron distintos reclamos de los beneficiarios de la línea “Viviendas a estrenar” ante la escasa oferta.
Agregó que los valores inmobiliarios en La Pampa superan el máximo estipulado para la compra de terreno y construcción, y propuso que los terrenos fiscales ociosos se pongan en venta, a un precio razonable, para complementar el plan con políticas locales concretas.

Expropiación, no.
Marín dijo que “los precios inmobiliarios en Santa Rosa y zona de quintas de Toay distan mucho del ingreso del ciudadano medio. Es muy difícil hacer cumplir un plan como el Procrear si no se interviene desde el Estado en las reglas de la oferta y la demanda”. Propuso, además, que el Estado intervenga en la variación del precio de alquileres, tasas e impuestos inmobiliarios para facilitar la construcción sobre terrenos privados o incremente el número de oferentes para que bajen los costos.
Por otro lado, Marín cuestionó el proyecto de ley de regulación de tierras para el acceso a la vivienda presentado por los diputados justicialistas Luciano Di Nápoli y Miguel Tanos (La Cámpora) para combatir la especulación inmobiliaria. Entre otras cuestiones, y como última instancia, la iniciativa avanza sobre la expropiación de baldíos en los que durante cinco años no se haya construido.
Sobre este punto en particular, el funcionario nacional aseguró: “No creo que en nuestra provincia, amplia en su territorio, con numerosos terrenos ociosos, se deba llegar a la figura de la expropiación, y de existir la posibilidad de avanzar en ese sentido lo veo por lo menos cuestionable en términos constitucionales”.