Mercado Concentrador de Alimentos ocupará un predio provincial

De a poco se van definiendo los detalles principales que tendrá el Mercado Concentrador de Alimentos en Santa Rosa, proyecto que motoriza el legislador Darío Hernández con la idea de brindar herramientas a los consumidores para defenderse de la inflación y activar la productividad local.
El diputado de Pueblo Nuevo estuvo el viernes pasado con el gobernador Carlos Verna y los ministros de Desarrollo Territorial , Martín Borthiry, y de la Producción, Ricardo Moralejo. “Está convencido (Verna) que se puede hacer este mercado y definió el lugar donde se levantará: los galpones propiedad de la Provincia ubicados en las calles Salta y Neuquén, con entrada sobre cada arteria”.
Hernández aclaró que allí se debe hacer un trabajo muy importante ya que se trata de un inmueble de 1.500 metros cuadrados, donde deberán cerrarse algunos ambientes, hacer pisos, colocar azulejos, entre otras tareas.
“Pero creo que lo más importante es que está la decisión política de la Provincia de hacer este mercado, que no se conformará bajo la figura de una sociedad con participación mayoritaria del Estado, sino que el gobernador Verna quiere que sea una sociedad anónima ya que, sostiene, que el Estado no debe manejar nada y que sí lo debe hacer la actividad privada”.
La SA deberá acceder a líneas crediticas del BLP para poder concretar el mercado, asistencia que deberá ser a largo plazo. “Me pareció atinado el pedido del gobernador y estamos trabajando en ese sentido”, remarcó el legislador.
En ese sentido, indicó que en las próximas horas se reunirá con el intendente capitalino Leandro Altolaguirre, para invitarlo a que la comuna forme parte de la sociedad y en el corto plazo Santa Rosa disponga de un centro concentrador de alimentos al estilo del que existe en Viedma (con ferias francas), o en Entre Ríos o en la ciudad de Buenos Aires.
Esta iniciativa vuelve a reflotar la fallida intención de la gestión santarroseña de Luis Larrañaga, de establecer un mercado en el ex molino Werner. Propiciado por el entonces secretario de Cultura, Miguel García y luego de gestiones ante el gobierno nacional, se fijó para mayo de 2015 como la fecha de apretura de este emprendimiento productivo, lo que no ocurrió.
La intención de Hernández es que se involucre a la producción local de alimentos, aprovechando la inercia de los Precios Cuidados Pampeanos, que haya locales alquilados incluso para productos foráneos (frutas, verduras y comestibles envasados), todo dirigido por un gerente que tendrá no sólo la responsabilidad del funcionamiento del mercado, sino también su mantenimiento y la cuestión bromatológica.
En cuanto al Centro Apícola, construido a la vera de la ruta 35, Hernández dijo que el gobernador tiene pensado desarrollar allí otro polo productivo.