Pagan aguinaldos con multas, tasas de cementerio y supermercados

EL CD REASIGNO PARTIDAS

La magnitud de la crisis económica que atraviesa la comuna local llevó ayer al Concejo Deliberante a tratar de urgencia un proyecto ingresado sobre tablas que autorizó al intendente a utilizar fondos con destino específico para pagar el medio aguinaldo. A partir de lo decidido en forma unánime por los concejales, durante una sesión caliente, con manifestación del SOEM incluida, el intendente Leandro Altolaguirre podrá echar mano de lo recaudado por las tasas especiales de supermercados y cementerios y por el cobro de multas de tránsito, para pagar el sueldo anual complementario.
Fue la concejala Claudia Giorgis (Frepam) quien solicitó el ingreso sobre tablas del proyecto del Ejecutivo. El mismo establecía la autorización del CD al intendente para la reasignación de seis millones de pesos correspondientes a la recaudación de las tasas especiales para ser redirigida a la partida de Personal, concretamente, para el pago del medio aguinaldo, correspondiente al mes de julio.
Los fondos con destino específico que fueron reasignados fueron los ingresados por “la tasa de habilitación, inspección e higiene de los supermercados” que se afectan a una cuenta especial denominada de promoción y reconversión económica; los de la tasa tasa especial de obras y servicios, cuyo destino es el mantenimiento de los cementerios y espacios públicos, el control de la fauna urbana y al área de control de tránsito de la ciudad; y los correspondientes a sumas efectivamente recaudadas por multas contravencionales de la normativa de tránsito.
En total, esas tres cajas a las que echó mano la intendencia poseen un saldo remanente de 6 millones de pesos. Esa suma no alcanza por sí sola a cubrir el pago del aguinaldo, pero complementará el adelanto de coparticipación que solicitó el municipio.

Fondos.
Al momento del tratamiento de esta reasignación, la secretaria legislativa Cecilia Roigé, leyó la ordenanza remitida por el DE. Luego, la concejala frepamista Claudia Giorgis señaló que “eran claros los fundamentos y sin adelanto de coparticipación, con un municipio fundido y quebrado, sin prestar los servicios correspondientes y múltiples quejas, la necesidad del acompañamiento de la legislación es algo públicamente conocido”.
Insistió con “el gran esfuerzo del Poder Ejecutivo municipal para llegar con este auxilio a reunir los 60 millones de pesos que insume, este mes, el pago de los sueldos”. Agradeció a los demás concejales el acompañamiento.
El concejal justicialista Araldo Eleno pidió la palabra y afirmó el deseo de acompañar la medida por la necesidad manifiesta, aunque lamentó las declaraciones del intendente Altolaguirre y solicitó una disculpa pública; lo que le valió el aplauso y apoyo generalizado de los trabajadores que permanecieron en el recinto.
Giorgis, que no quiso quedarse atrás, le respondió a Eleno que “me parece bien que el concejal reconozca los derechos de los trabajadores. Creo que asiste recordarle, porque no venimos de un repollo, que fue justamente nuestro espacio político el que luchó para que estos compañeros pasaran a planta porque su intendente, de su extracción y su línea política los tenía en negro desde hacía 15 años”, afirmación que le generó muchísimos abucheos de los trabajadores y gritos, que la acusaron de mentir, y de ser ella “la que los buscó para generar votos”.
Una vez aprobada de forma unánime la afectación de los fondos, un empleado municipal le reclamó al concejal Bravo que no levantara su mano y se retiraron del lugar.

Municipales y vendedores.
La sesión del Concejo Deliberante inició pasadas las 11.30. Inicialmente, una vendedora ambulante, Paola Caldama, pidió a los concejales el mantenimiento de las fuentes laborales y justificó la actividad callejera en la imposibilidad de competir con los comercios, por el volumen económico invertido.
Aunque breve, la vendedora fue apoyada por la comitiva que la acompañó, en la que se incluía la presencia de vendedores ambulantes de origen senegalés.
Una vez finalizada su declaración, pidió la palabra el concejal Félix Villatoro, para recordar que el 29 de junio se cumplía un nuevo aniversario del levantamiento militar que culminó con el gobierno del radical Arturo Illia. El radical venían desarrollando un racconto histórico de la vida del dirigente, hasta que, a las 11.45, irrumpió en el recinto, un grupo de alrededor de un centenar de trabajadores municipales con bombos, silbatos y aplausos, que interrumpieron la normal continuidad de la reunión. Alrededor de las 12, los presidentes de cada bloque de concejales, Claudia Giorgis (Frepam), Araldo Eleno (PJ), Alba Fernández (FpV) y Roberto Torres (PN), salieron a informarles que se votaría la afectación de los fondos, e invitaron a acompañar la votación.

Suba en los taxis.
Una vez calmada la multitud, se retomó la sesión de forma normal. Dentro del tratamiento de las comunicaciones del Departamento Ejecutivo, se pidió que la nota 67/2016 remitida por el Ejecutivo enviando a consideración del CD la estructura de costos del régimen tarifario del servicio de taxis, se pasó a pedido de la comisión de Labor Parlamentaria, como punto a tratar en el orden del día.
Finalmente, ya con un recinto más silencioso, se procedió a la votación de la nueva tarifaria de taxis. La misma implicó montos de bajada de bandera que pasó de 14,19 a 17,09 pesos y cada ficha por cada 90 metros recorridos, de 0,82 a 1,03 pesos.
La misma también fue votada de forma unánime y se indicó su inmediata entrada en vigencia, luego de ser promulgada, además de poner en conocimiento a la Cámara de Taxis (Catarata) y al Sindicato de Peones de Taxi (Sipetax).
Finalmente, a las 12.30, cerró la sesión.

Protesta de empleados municipales
Como se acordó en Asamblea del pasado miércoles, alrededor de las 11.30 y apenas iniciada la sesión del CD, los trabajadores municipales realizaron el reclamo, a la espera de la retractación pública de las declaraciones del intendente Leandro Altolaguirre, en el hall de ingreso a la comuna. A las 11.45, con bombos, aplausos y silbatos, ingresaron al recinto deliberativo, interrumpiendo la sesión del Concejo Deliberante. Algunos concejales salieron a dialogar con ellos y los invitaron a presenciar la votación de la ordenanza que afectaría seis millones de pesos de las cajas especiales, para completar el pago del sueldo anual complementario (SAC). Aunque no sin polémica, permanecieron en el recinto y luego de increpar a dos concejales; aplaudieron el voto afirmativo y se retiraron sin más dilación.

El malestar de Villatoro
El concejal del Frepam, Felix Villatoro, aseguró ayer que su bloque se enteró por los diarios de la reunión convocada el miércoles por el justicialismo para tratar el Plan Director de Saneamiento de la ciudad. “Me siento molesto porque estas actitudes no ayudan a un trabajo conjunto. Toda la infraestructura de Santa Rosa está mal y requiere de un trabajo de todos los sectores”, se quejó el edil radical, en declaraciones formuladas ayer por la mañana en Radio Noticias.

Compartir