Preocupa al gobierno la “precarización”

DESOCUPACIÓN EN LA PAMPA

El presidente Macri planteó la necesidad de “modernizar” las leyes laborales. Para el subsecretario de Trabajo pampeano Marcelo Pedehontaá, detrás de ese anuncio “hay una clara intención de beneficiar a los empresarios”.
“Modernizar las leyes laborales si esto implica flexibilizarlas, no estoy para nada de acuerdo”, sostuvo el subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontá. “Esas leyes benefician al empleado y su actualización no puede ser nunca a la baja de sus derechos”, acotó.
El funcionario remarcó que “debe analizarse la regionalización del país, porque un aumento salarial no tiene el mismo impacto, por ejemplo en el gremio Utedyc, en Boca o River, que en All Boys de Santa Rosa o en el Club Butaló”.
“Hay que diferenciar las cámaras de ilustres empresarios y los dirigente sindicales que no tienen en cuenta esas realidad locales. Pero esto no avala para la nada la flexibilización”, indicó Pedehontaá.
“Las negociaciones deben hacerse tomando en cuenta las realidades geográfica y demográficas de cada provincia”, añadió el subsecretario de Trabajo.
“No creo que haya que usar el tema de las leyes laborales para hacerle un fiestón a los empresarios y lo que propone el gobierno nacional creo que encierra una motivación clara de favorecer a la patronal”.
-¿Y esto podría derivar en la negociación por empresas?
-Sería dejar de lado la historia del sindicalismo, no hablo de convenio por empresa, porque reafirmo la importancia de los gremios. Me parece que no están en igualdad de condiciones quienes negocian acuerdos en Santa Rosa con la Cámara Argentina Empresaria. En el sector petrolero se está estudiando algún grado de flexibilización, porque hay trabajadores que están cobrando quedándose en sus casas. En función de algunas cuestiones, no hay que favorecer la flexibilización porque fracasó y dejó a muchos excluidos del sistema.

Desocupación pampeana
“La caída del consumo nos afecta mucho, porque el conglomerado Santa Rosa-Toay es netamente de servicio y por eso estamos implementando políticas para revertir este proceso y volver a los niveles históricos”, explicó el subsecretario.
“Un trabajador que pierde su trabajo es importante, pero noto que ahora se afecta la calidad del trabajo y quien tenía un convenio por tiempo completo pasó a ser de mediodía y se paga en negro, lo que resiente el tejido social”.
“En La Pampa, cada puesto que se pierde es un proceso histórico difícil de revertir”, subrayó Pedehontaá.
En el caso de la fábrica Alpargatas radicada en Santa Rosa, el subsecretario dijo que los directivos de la firma comunicaron a sus trabajadores del reinicio de las actividades y aclaró que “es una empresa que depende de otra a nivel nacional y que es una de las más afectadas por la importación (de calzado) y los costos laborales que no le permite competir”.

Compartir