Preocupa la bajante

CUENCA DEL RIO ATUEL

En el sur de Mendoza no ocultan por estas horas la preocupación por la importante baja de la cuenca del río Atuel, que según un diario de esa provincia registra un balance por debajo del 50 por ciento pese a que este año se registraron buenas nevadas además de lluvias abundantes en las últimas semanas.
“Si bien la mayoría de los embalses de la provincia está con muy buenos promedios, en lo que respecta al Atuel se registra un balance por debajo del 50%. Los productores de la zona se mostraron bastante inquietos por la situación que se vive y los rumores de posible seccionado que puedan darse en la cuenca, ya que a pesar de las fuertes lluvias que se registraron en el sur de la provincia, el Atuel nunca cortó ni disminuyó su dotación de riego, algo que si ocurrió en otras cuencas”, detalló el diario de San Rafael.
“Ante esta inesperada situación, los productores se preguntan qué responsabilidad le cabe a Hinisa y a la generación de electricidad. Mientras que el río Tunuyán y el Diamante se encuentran con cerca del 90% de sus embalses llenos, la situación del Atuel es mucho más bajo y están al 49%. En este marco, el mismo río Mendoza después de los operativos de limpieza y maniobras en Potrerillos quedó al 70% de su capacidad”, se agregó en el artículo.

Caudal de riego.
Según el medio mendocino, una de las situaciones que se muestran es que el río Diamante bajó su caudal de riego en el último tiempo, mientras que a finales de diciembre se erogaban entre 35 y 40 metros cúbicos por segundo, en los últimos días la dotación se redujo a 20.
En lo que respecta al Atuel, “Valle Grande arrancó enero erogando 38 metros cúbicos por segundo, y los números se mantuvieron hasta el lunes, donde se produjo una reducción de apenas 4 metros cúbicos por segundo, llegando a 34.
Hoy el dique Valle Grande está solo al 34% de su capacidad y El Nihuil al 60%, mientras que al ir a los del Diamante, Agua del Toro está al 85% y Los Reyunos al 95% de su capacidad, por lo que la situación es bastante disímil entre ambas cuencas y no se conocen las razones que generan esta diferencia, salvo que se deba a producción de electricidad por parte de Hinisa y no se aplique un control que contemple los intereses del agro”, se explicó.