Presidente del Colegio de Abogados dijo que “Villalva toca de oído”

El Colegio de Abogados de La Pampa salió a oponerse a cualquier modificación del Código Procesal Penal y el vicepresidente de ese cuerpo, Sergio Fresco, afirmó que el ministro de Gobierno, Seguridad y Justicia, Leonardo Villalva, “toca de oído” en la cuestión porque, según dijo, para hablar de ciertas cuestiones “hay que estar más informado”.
Fresco dio a conocer su postura luego de la reunión que Villalva mantuvo con el procurador general Mario Bongianino, en la que se acordó conformar una comisión que analice posibles cambios al Código Procesal Penal con el objetivo de terminar con la sensación “de entra y sale” de la cárcel de los delincuentes, según el propio ministro.
“Vemos con preocupación como el ministro Villalva sale a hablar, creo que es muy apropiada la frase toca de oído porque hay cuestiones en las cuales hay que estar más informado, no es que los detenidos entran y salen. Nosotros no tenemos un Código que es aislado del Código nacional, me parece que no es necesario hacerle una reforma, en todo caso habrá que buscar modificaciones”, indicó Fresco en una entrevista con Radio Noticias.
En ese sentido, el profesional expresó que dichos cambios serían “optimizar recursos” como las cárceles y que no se acumulen tantos detenidos en las comisarías. “Muchas veces pasa que los procesos judiciales se aceleran porque no hay más lugar en las comisarías, están tan llenas que hay que hacer rápido el proceso, pero eso no significa que sean blandos en la aplicación de justicia”, esgrimió.
Fresco, en tanto, destacó la tarea de Bongianino y dijo que “conoce perfectamente” la situación respecto a los tiempos judiciales y la detención de delincuentes.
“Bongianino no toca de oído para nada, conoce perfectamente todo lo que sucede y está muy al tanto de nuestras preocupaciones porque nos recibió y nos escuchó. Yo reitero que no es necesario cambios al Código, hay que trabajar por otro lado”, insistió.

Atuel.
Fresco también se quejó porque el Colegio de Abogados “nunca” fue recibido por el gobernador Oscar Jorge pese a que hace cinco años que le piden audiencia, y en ese sentido lamentó que se haya contratado a un estudio jurídico de Buenos Aires para que inicie la demanda contra Mendoza ante la Corte Suprema por el corte del río Atuel.
“No es que nos molesta que se llame a un estudio que no es de La Pampa, lo que decimos es que queremos ser parte, defender los derechos de todos los pampeanos en un litigio que lleva tantos años. Lo más lógico es que no hubieran convocado o consultado, pero por lo que sabemos no hubo ningún tipo de contacto”, manifestó Fresco.
El vicepresidente del Colegio aseveró que “hay gente debidamente preparada” en referencia al conflicto por el Atuel aunque admitió que “no hay ninguna comisión especializada” para enfrentar la cuestión.
“Es muy difícil pensar que el gobernador nos vaya a convocar, suena triste y casi a risa, pero hace cinco años que le pedimos audiencia y nunca no nos ha recibido, no solo sobre el tema del Atuel sino por otras cuestiones que son de vital importancia para todos los pampeanos”, se quejó Fresco.

“Inconstitucional y contradictorio”
El abogado Omar Gebruers afirmó que cualquier modificación del Código Procesal Penal en los términos que lo planteó Villalva resulta “anticonvencional, inconstitucional y contradictorio” con todas las pautas del derecho penal moderno.
Para Gebruers “es un verdadero retroceso respecto del Código Procesal Penal nuevo, que rige actualmente y que tanto esfuerzo llevó su implementación”. Y recordó que el artículo 75 de la Constitución Nacional estipula que corresponde al Congreso aprobar o desechar tratados concluidos con las demás naciones y con las organizaciones internacionales.
Gebruers recordó que para respetar la presunción o estado de inocencia de las personas, “debe ser la regla que las mismas transiten el proceso penal en libertad, hasta el dictado de sentencia condenatoria firme”. En consecuencia, que la privación de la libertad -o prisión preventiva- sea la excepción, y siempre que se dé uno de los riesgos procesales: peligro de fuga o de obstaculización del proceso.