Proponen restaurar bañados

PROYECTO DE LOVERA PARA PRESUPUESTOS MINIMOS EN HUMEDALES

Por primera vez se está debatiendo una ley que establezca “presupuestos mínimos ambientales” para los humedales. En nuestra provincia impactaría sobre los Bañados del Atuel y del Salado.
En el Senado de la Nación se está debatiendo el borrador para sancionar un Régimen de Presupuestos Mínimos para la Conservación de Humedales. El senador nacional Daniel Lovera (PJ – La Pampa) propuso insertar tres párrafos para fortalecer la postura pampeana en este aspecto. El reclamo por los humedales impacta de lleno en la pelea por los ríos interprovinciales, ya que los principales humedales pampeanos son los Bañados del Atuel y los Bañados del Salado – Chadileuvú.
El senador pampeano consideró que el proyecto de ley en tratamiento “es de una trascendencia mayúscula” ya que en las ultimas décadas la actividad humana se ha constituido “a partir de una cultura de la depredación sobre el planeta” al punto de provocar daños “en algunos casos, de manera irreparable” ante la la falta de racionalidad en el uso de los recursos. Los humedales son uno de estos recursos.
Las propuestas de Lovera apuntan a incorporar tres importantes definiciones en el texto en debate, en todos los casos en artículo 3 del proyecto. En el inciso “b”, se dispone con claridad “la mantención de los procesos ecológicos y culturales de los humedales para que estos gocen de la estabilidad que la madre naturaleza les dio”. En el inciso “d” se habla, taxativamente, sobre la necesidad de “contribuir a la provisión de agua y regulación del régimen hidrológico en las distintas cuencas del territorio nacional” y, por último, el inciso “j” define las remediaciones necesarias para cuando haya alteraciones en los humedales.
Esto último, las acciones de remediación, se haría aplicando la ley 25.675 sobre “Política Ambiental Nacional”, a través de la que se deben restablecer los presupuestos mínimos para la preservación de los humedales.

Protección y restauración.
-¿Esto va en consonancia con lo que aspira La Pampa de las políticas hídricas nacionales?
-Va en el sentido en que tradicionalmente se han manifestado las autoridades de la provincia de La Pampa, habiendo sufrido la falta de una Ley Nacional que norme sobre este asunto que ahora estamos tratando. Para nosotros no pasa inadvertido que de una vez por todas haya legislación al respecto y podamos, entre todos, solucionar una rémora que atrasa décadas la convivencia entre estados provinciales cuando esos recursos son compartidos, es decir, interjurisdiccionales.
-¿Cuáles son los principios para trabajar en las inserciones en este sentido?
-Es simple: más allá de los limites políticos de provincias y de países, el planeta es uno solo; lo que sucede en un país o en una provincia repercute, en mayor o menor medida, en el resto del globo, y para mí, que vivo en la provincia de La Pampa, están claras las consecuencias de la utilización abusiva del río Atuel por una provincia “hermana” que no se percata de que la Argentina es una e indivisible, y que tanto los mendocinos como los pampeanos habitamos en el mismo planeta.
“La utilización abusiva de un río que es interprovincial -sostuvo- ha generado gravísimas consecuencias en una importante superficie de nuestro país que ha visto cómo los humedales de esa zona han dado paso a zonas desérticas, creando un pasivo ambiental con responsabilidad exclusivamente de la provincia de Mendoza y de un Estado nacional que no evalúa la gravosa situación que estoy describiendo”.
-¿Es posible empezar a pensar en una restauración?
-Es imprescindible, porque las consecuencias van mucho más allá de lo que hoy se evalúa. Este proyecto encierra e implica la conservación, protección, restauración ecológica y uso racional y sostenible de los humedales. Sin esta restauración ecológica el daño es mucho más profundo de lo que llegamos a imaginar. Sin la racionalidad en el manejo de los recursos naturales, estamos dañando al planeta en su totalidad.