Proyecto por el trabajo en cementerios

El diputado Luis Solana (Frepam) presentó un proyecto de ley solicitando que el trabajo en los cementerios de toda la provincia sea considerado “tarea penosa, riesgosa, insalubre o determinante de vejez o agotamiento prematuro”, y además pidió que en la paritaria estatal se incorporen beneficios para quienes realicen estas tareas y que impliquen una mayor capacitación, control médico periódico y vacunación ante riesgos físicos y biológicos, atención psicológica y entrega de equipamiento e indumentaria adecuados para la manipulación de restos humanos.
“Este es un pedido de los trabajadores de los cementerios, con los que hemos dialogado, y que tienen una carga psicofísica al estar relacionados de manera directa y cotidianamente con la muerte y situaciones de angustia y dolor con las que se involucra y de las que no pueden desprenderse fácilmente al finalizar su día laboral, trasladando su estado emocional al ámbito social y familiar”, indicó en los fundamentos.
Solana indicó que “estas actividades, exponen a quienes las desarrollan, no solo a situaciones emocionales límites, sino también, a riesgos que conlleva su tarea, ya que deben manipular cadáveres, exponiéndose en su tarea, a agentes infecciosos, contagio de enfermedades, y también, a otras cargas físicas, ya que los trabajos realizados suponen un esfuerzo extraordinario, al tener que levantar o transportar cargas pesadas, abrir fosas, y demás tareas que afectan la musculatura y la estructura ósea”.
Además, el legislador del socialismo planteó que es necesario que “el personal esté dotado de la indumentaria, herramientas y elementos necesarios para el desarrollo de sus tareas, y se prevea un mecanismo de control periódico de su salud física, como también, de contención emocional a fin de preservar su integridad”.