“Que no existan normas de la dictadura”

DEROGARON ORDENANZAS SANCIONADAS DURANTE GOBIERNOS DE FACTO

El Concejo Deliberante se reunió en sesión especial para dejar sin efecto todas las normativas aprobadas en los períodos dictatoriales que tuvieron lugar entre los años 1955 y 1968. Los ediles pidieron a la Cámara de Diputados que avance en el mismo sentido.
Antes del inicio de los actos oficiales por el Día de la Memoria, la Verdad y la Justicia, el Concejo Deliberante realizó una sesión especial en la que comenzó la tarea de derogar las normativas municipales que fueron aprobadas durante gobiernos de facto. Se trata de una iniciativa que el cuerpo se había impuesto en el año 2011. El debate en el recinto se extendió desde las 9.15 hasta las 10.
Con el compromiso de avanzar hasta las normas sancionadas durante la última dictadura, entre 1976 y 1983, el cuerpo se abocó en la víspera a la derogación de las que se pusieron en vigencia durante los gobiernos de facto entre 1955 y 1968, para transformarlas en ordenanzas, resoluciones y disposiciones de la democracia.
Fue el caso de varias normativas que dieron nombre a calles y espacios públicos de la ciudad por aquellos años, las cuales fueron derogadas y vueltas a aprobar, respetando las denominaciones que se habían elegido entonces, para dejarlas como normas de la democracia.

Comisión especial.
Para ello, la comisión de Derechos Humanos del cuerpo deliberativo -presidida por el concejal justicialista Juan Mecca- constituyó una comisión especial integrada por los asesores de cada uno de los bloques políticos, que tuvo la misión de realizar un estudio detallado de las normas municipales de facto. El trabajo comenzó en abril de 2014.
Esa comisión se encargó de la redacción de un documento a través del cual se contextualizó la decisión de derogar las normas de facto. El texto fue denominado "Santa Rosa a través del tiempo: pensar la ciudad en clave histórica".
Entre las normas que fueron dejadas sin efecto y no fueron reemplazadas por otras están las que no fueron derogadas por el Código Urbanístico, una sobre caballerizas, otra sobre tambos, otra que obligaba al uso del guardapolvo en el caso de las mujeres y una que creaba una brigada de desratización que iba a estar al mando de un coronel.

Avanzar hasta 1983.
La primera en tomar la palabra durante la sesión especial fue la concejala frepamista Cecilia Roigé quien agradeció a las personas que iniciaron el trabajo en 2011 y a los que retomaron la posta en 2013. "Se inició con el cumplimiento de la primera parte de una disposición del año 2011y ratificada en 2012, que establece la voluntad de derogar las ordenanzas impuestas en las dictaduras militares sufridas en nuestro país. (…) Queda el compromiso de seguir avanzando hasta llegar a 1983 porque es necesario revalidar la democracia, siempre con Memoria, Verdad y Justicia", dijo.
La concejala resaltó el compromiso asumido por el CD en la derogación de las normas de facto e instó a la Legislatura provincial y al Congreso de la Nación a avanzar en el mismo sentido. Como ejemplo de leyes provinciales y nacionales de facto que todavía están vigentes puso a la Ley Orgánica de la Policía de La Pampa y la Ley de Entidades Financieras, respectivamente.

La Triple A también.
Su par de bancada, Guillermo Di Liscia, reclamó que se investigaran los crímenes de lesa humanidad cometidos por la Alianza Anticomunista Argentina (Triple A) antes del 24 de marzo de 1976 porque "muchos pampeanos desaparecieron en ese período".
Además, homenajeó a Julio César Strassera (el fiscal del histórico juicio a las Juntas Militares realizado en 1985) y cuestionó la designación de César Milani en la jefatura del Ejército. En ese sentido, destacó que los senadores Juan Carlos Marino (UCR) y Carlos Verna (PJ) rechazaron su nombramiento; no así la senadora María de los Angeles Higonet (PJ) quien avaló su elección.
A su vez, el legislador justicialista Juan Mecca mostró su satisfacción por este acontecimiento. "Queríamos darle un contenido simbólico para que no existan normas de la Dictadura. Lo expresado en el Concejo Deliberante es un paso fundamental en el fortalecimiento de la democracia. Fue iniciativa que surgió de los distintos bloques políticos, porque es un tema que es abordado por todos los partidos y no tiene una bandera política", sostuvo.