Abren las compuertas del dique Valle Grande

MENDOZA VUELVE A REGAR

El martes volverán a abrirse las compuertas del dique Valle Grande, en la provincia de Mendoza, marcando el final de uno de los cortes del río Atuel más extenso de los últimos años: 142 días. La decisión es producto de que está comenzando la temporada de riego en las áreas bajo riego de San Rafael, General Alvear y Carmensa. Pese a que Valle Grande cortaba el escurrimiento, el río no dejó de ingresar a nuestra provincia. La última medición registró 4,33 metros cúbicos por segundo en el Puente de los Vinchuqueros.
El fin de “la corta”, como le llaman en Mendoza, iba a ocurrir en la semana que pasó, pero el Departamento General de Irrigación de Mendoza decidió extenderla “por la situación de crisis hídrica” que atraviesa esa provincia. Esa decisión se tomó, una vez más, en forma uniltaral, sin darle parte en ella a la provincia de La Pampa, condómina del recurso.
El fin del corte marcará un hecho inédito para el manejo unilateral de los ríos por parte de Mendoza y se convertirá en una de las cortas anuales más largas en la historia de la provincia. Es que desde hace más de cuatro meses -el 16 de abril- se cerraron las compuertas aguas abajo del cauce en el Valle Grande. Hasta que el agua vuelva a escurrir pasarán ni más ni menos que 142 días.
El agua que desembalsará Valle Grande se utilizará en las áreas irrigadas del sur de Mendoza, por lo cual no es de esperar que esa acción signifique un mayor ingreso del Atuel a nuestra provincia.

Embalses.
Desde abril hasta la fecha no se ha erogado una sola gota de agua con el objetivo de aumentar las reservas en los embalses Valle Grande y El Nihuil. Esto se pudo concretar “a medias”, ya que a pocos días de que empiece a correr el agua, la acumulación marca un 71 por ciento, según informó el medio mendocino.
Si bien la represa de Valle Grande -donde Mendoza corta el escurrimiento del río cuando no es temporada de riego-, se encuentra al 97%, el embalse de El Nihuil sólo logró alcanzar un 54 por ciento de su capacidad. La preocupación es que la temporada pasada los diques pudieron llegar a acumular un 93% de su capacidad, lo que refleja que las metas propuestas están muy lejos de cumplirse.
“El objetivo de esta corta es estirarla el mayor tiempo que se pueda para arrancar con los embalses en la mejor situación posible de cara a la temporada de riego de primavera”, informó Diario de San Rafael. Ello pese al fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que declaró la interprovincialidad del río en el año 1987, y que profundizó con su resolución del 1 de diciembre de 2017, haciéndose eco de un histórico reclamo de La Pampa, que hasta ahora el Gobierno mendocino opta por seguir ignorando.

Ingresan.
Pese al corte impuesto por Mendoza, el río Atuel ha seguido ingresando a nuestra provincia en forma continuada desde principios de año, aunque con un caudal mínimo. El ingreso continuado ha permitido al río avanzar mucho dentro del territorio pampeano y estar cerca de completar su curso en la provincia. No obstante, ello está aún lejos por ser un caudal pequeño y porque el río aún debe llenar la laguna El Uncal, que tiene una gran capacidad de almacenamiento.