Apelan a ocultamiento para pasar carne

EL SENASA REALIZO UN BALANCE DE LA BARRERA DEL RIO COLORADO

(25 de Mayo) – El Senasa emitió un comunicado en el que revela que la gente acude a insólito métodos de ocultamiento para pasar carne y productos de manera ilegal a través de la barrera fitosanitaria instalada sobre el río Colorado. También que en diciembre marcaron un récord en decomisos. Piden concientización y colaboración de los ciudadanos para preservar el estatus sanitario y evitar intoxicaciones.
En un documento enviado a medios locales, la autoridades del Senasa revelaron que durante diciembre, nada más, el personal que se desempeña en los puestos de la barrera zoofitosanitaria ubicados en el norte neuquino y el noroeste de Río Negro, decomisó 5.558,5 kilogramos de productos y subproductos de origen animal. En su mayoría se trató de chivos faenados provenientes de Mendoza, que las personas intentaron ingresar a la región de manera oculta para evitar los controles que realiza el ente.
Desde el organismo se reitera a la población el pedido de colaborar y comprometerse con el cuidado del patrimonio zoofitosanitario y, en especial, de la salud pública.

Tomar conciencia.
El coordinador institucional de la Barrera Zoofitosanitaria Patagónica, Marcelo Roberto, indicó que “es necesario que las personas tomen conciencia respecto al riesgo sanitario y para la salud pública que implica tratar de ingresar ilegalmente este tipo de productos al sur del país. Lo que observamos en nuestro trabajo es que en el afán de ocultar la mercadería las personas desestiman cuestiones tan importantes como la higiene y el mantenimiento de la cadena de frío en los alimentos que luego van a consumir o comercializar”.
Solo en la zona oeste de la barrera que comprende los puestos de Pata Mora, Barrancas, 25 de Mayo, Puente Dique Catriel y Casa de Piedra, entre los días 1 y 26 de diciembre pasados se decomisaron 2.721 kilogramos de carne caprina con hueso; 2.713 kilogramos de carne bovina con hueso; 51 kilogramos de carne porcina con hueso; 26 kilos de chacinados; 13 kilogramos de carne ovina con hueso; 18 kilos de salazones; 11,5 kilogramos de fiambres; 3 kilogramos de carne bovina sin hueso y 2 kilos de menudencias.
Esas cifras corresponden a 49 ocultamientos detectados. En todos los casos los productos se encontraban sin refrigeración, en bolsas disimuladas detrás de asientos, en los compartimentos para ruedas de auxilio e inclusive junto al motor de los vehículos como puede observarse en las fotos.
A estas acciones, se suma el procedimiento realizado junto con Gendarmería Nacional el pasado 22 de diciembre sobre la ruta 151 a la altura de la localidad de Sargento Vidal. Allí se inspeccionó un camión en el que se encontraron 35 caprinos vivos que eran transportados sin documentación sanitaria en un vehículo no habilitado. Por estas infracciones los animales se interdictaron y terminaron en faena sanitaria en el frigorífico de la Cooperativa de Trabajo J. J. Gómez.