Calidad pampeana directo a Brasil

“Vine acá porque reconozco la calidad, lo que se hace en esta fábrica tiene un potencial enorme”, dice Helio Formigoni mientras mira el trabajo de la máquina que saca los fender de las camionetas Volkswagen Amarok y Toyota Hilux ya listos para ser instalados. La escena no transcurre en una gran empresa de Buenos Aires, Córdoba o Rosario, es en el Parque Industrial santarroseño y tiene como protagonista a una firma pampeana.
Helio Formigoni es un brasileño de 43 años, nacido en San Pablo, que viajó especialmente a Santa Rosa para reunirse con Carlos Alí, el titular de “Autopartes Aliar”, y sellar un acuerdo mediante el cual distintos productos elaborados en la planta local viajen directamente, sin intermediarios, a Brasil para ser comercializados en ese país.
Alí y Formigoni se reunieron ayer por la mañana en la fábrica pampeana. El empresario local mostró los productos que comercializa y los distintos pasos del armado y la inyección de los fender y los punteros, los más demandados en “Aliar” y por los cuales el mercado brasileño abre sus puertas al emprendimiento pampeano.
“Yo ya conocía los productos de Aliar, pero los compraba a una distribuidora de Buenos Aires. Y yo lo que quiero es abastecerme directamente, sin intermediarios; por eso vine a ver, a conocer, a saber cómo trabajan aquí porque para mí no es solo comprar y listo. Estos productos tienen una calidad excelente y es importante que hagan valer su nombre, su marca, porque el mercado brasileño es muy grande y cuando lo conozcan, el teléfono no va a parar de sonar por la gran demanda”, aseguró Formigoni, que tiene un centro de distribución de autopartes en la gigantesca San Pablo (es la capital financiera de Brasil y con sus 12 millones de habitantes es la tercera zona metropolitana más grande de América, solo detrás de Nueva York y Ciudad de México) y cinco locales comerciales en Porto Alegre.

A Latinoamérica.
El vínculo de Aliar con Brasil comenzó hace dos años, cuando la fábrica Fitam de Buenos Aires (de las más importantes del rubro), llevó algunos de los productos de la firma pampeana a su stand en la “Automec 2017”, que se realizó en San Pablo y que es una de las exposiciones comerciales automotrices más importantes de América Latina. Al poco tiempo, desde la planta del Parque Industrial salió un chasis completo con más de 150 cajas llenas con unas 12 mil piezas listas para ser vendidas en el país vecino.
“Acá en Argentina directamente me compran, ya no me preguntan por el producto porque lo conocen. Y Helio me dice que eso va a pasar en Brasil también. Nosotros tenemos capacidad de producción y por eso la intención es hacer un negocio en común y que él me distribuya la mercadería allá”, explicó Alí.
El convencimiento de Formigoni sobre la calidad de lo que fabrica Aliar es tal que no duda en afirmar que tiene proyección hacia otros países del continente. “No tengo dudas de que se puede vender en toda Latinoamérica. Tanto la Amarok como la Hilux son las más vendidas y la calidad de lo que hace Alí no se consigue, por eso yo le digo que en cada pieza es importante que figure el nombre de la empresa, la marca. Estos soportes son muy fuertes, muy resistentes, en cambio los de Brasil se quiebran. Esa es la gran diferencia”, elogió el empresario paulista en un portugués tan claro como entendible.
-¿Entonces es posible que una provincia chica como La Pampa se desarrolle industrialmente?
– Cuando llegué a Buenos Aires me reuní con empresarios y cuando comentaba mi viaje hacia aquí me decían: ‘¿A La Pampa? pero ahí no hay nada, no tienen nada’, pero a mí no me importa eso, no importa si es una provincia grande o chica, lo que importa es lo que tiene para producir y vender. Y acá encontré excelente calidad combinada con buen precio. No cuenta si tu empresa es grande o chica sino cómo trabajás. Y cuando tu producto entra en Brasil, tu empresa va a crecer”.
El gran crecimiento local de Alí fue en 2009, cuando puso en funcionamiento en su galpón del Parque Industrial la primera inyectora de autopartes de la provincia. Con su trabajo obtuvo una herramienta imprescindible para el taller porque le permitió inyectar polipropileno y así terminar el ciclo de fabricación de las piezas.
En Aliar se completa todo el círculo industrial: se arma la pieza, se realiza la inyección y se transporta a los distribuidores. La firma local inyecta piezas exteriores de los autos, como soportes de paragolpes, tapas de faros de camionetas y piezas de modelos actuales.
“Es una gran oportunidad que se abre, creo que si uno hace las cosas bien se puede vender y exportar desde La Pampa. Lo importante es la calidad del producto y de cómo se trabaja, por eso Helio quiso venir en persona. Ya había quedado en venir el año pasado y en ese momento no se pudo, por eso ahora Helio está acá”, destacó Alí sobre unos productos hechos “made in casa” pero con sello exportador.