Cambiemos se quedó sin la “pata radical”

CISMA EN TRENEL

El radicalismo de la localidad de Trenel dio un portazo dentro de Cambiemos y decidió no participar de las elecciones de mayo. A través de un documento firmado por todos los miembros de su comité local, expusieron su posición y criticaron a sus socios del PRO a quienes acusaron incluso de “proscribir” nombres que la UCR presentó para integrar la lista de concejales.
Entre los firmantes están el presidente del Comité, Fabián Larovere y el precandidato a diputado provincial Fabián Paparini, integrante de la nómina que en febrero competirá en la interna provincial con el PRO.
El comunicado difundido hacia todos los “afiliados, simpatizantes y sociedad en su conjunto”, informaron que el espacio “no tendrá representantes en Cambiemos La Pampa”. Afirmaron que “fue nuestra intención participar” y desde el Comité “generamos y propusimos iniciar un diálogo con quienes representan en la localidad a la otra fuerza integrante de la coalición”, en lo que consideran “claras muestras de acercamiento”.
Denuncian que encontraron “una actitud que nos pareció poco democrática y de intransigencia”, por parte del PRO. Revelaron que esta lectura surge de la magra propuesta de “ofrecernos un solo lugar en los cuatro primeros cargos, sin opción”, y lo que les pareció aún más intolerable “marginar o proscribir nombres que desde nuestro lugar y de común acuerdo habíamos dispuesto como nuestros representantes para la lista de consenso”.

“Con dolor”.
Los radicales de Trenel dicen que en “todo momento” dejaron ver su disposición a acordar y cedieron los espacios para que los candidatos a intendente y vice los aportara el macrismo, “pero requiriendo a partir de eso una equidad en los lugares que merecemos y democráticamente nos correspondían”.
Ante la intransigencia, optaron por una de las dos posturas posibles, presentarse a una interna “para la que teníamos los candidatos a todos los cargos, o corrernos del camino y no participar de esta instancia”. Aseguraron que “de acuerdo a los pedidos de las líneas provinciales y entendiendo también lo que la sociedad reclama, consideramos sumamente inapropiado someter a nuestros votantes a esta práctica y evitar un gasto más que definitivamente termina pagándolo el pueblo”.
La decisión final fue tomada “con dolor, tristeza y desazón por una actitud que poco tiene que ver con el entendimiento de la democracia” y opinaron que “para juzgar a las personas por su accionar legal, laboral o económico está la Justicia y para juzgarlas moralmente está Dios”.
Trascendió además que esta decisión del Comité radical de Trenel implica la libertad de acción de sus afiliados y un mensaje claro a sus simpatizantes respecto de su voto en las elecciones de mayor donde se elegirán autoridades comunales.