Condenan a un “martillero trucho”

TRES AÑOS DE PRISION POR EJERCICIO ILEGAL DE LA PROFESION

(25 de Mayo) – Un hombre fue condenado ayer por el juez de control sustituto Ariel Asin a tres años de cumplimiento condicional por ejercer ilegalmente la función de corredor inmobiliario sin poseer el título habilitante en la ciudad de 25 de Mayo. El imputado ya había sido penado por la Justicia en una causa similar anterior.
El juez Ariel Asin aceptó la acusación realizada por el fiscal achense Juan Bautista Méndez quien fue el encargado de llevar adelante la investigación. El resultado fue la condena al falso martillero a tres años de prisión de cumplimiento condicional y a tres años de cumplimiento de reglas de conducta. La imputación fue por realizar actos de corretaje propios de la actividad inmobiliaria ilegalmente.
El magistrado lo condenó “como autor material y penalmente responsable de ejercicio ilegal de actos propios de una profesión. La pena fue unificada con una previamente dictada, finalmente deberá cumplir tres años de prisión de ejecución condicional”, señalaron desde el Ministerio Público Fiscal (MPF).
Además de la prisión en suspenso, se le impuso, por el término de tres años, las siguientes reglas de conducta: fijar residencia y someterse al cuidado del Ente de Políticas Socializadoras y la Unidad de Abordaje, Supervisión y Orientación para personas en conflicto con la ley penal; abstenerse de usar estupefacientes y de abusar de bebidas alcohólicas.
Según reveló la misma fuente oficial, “el condenado fue denunciado por haber ejercido actos de corretaje propios de la actividad inmobiliaria, sin poseer título de martillero, sin contar con la habilitación especial y sin la autorización correspondiente del Colegio de Martilleros de La Pampa. Los hechos tuvieron realización histórica en 25 de Mayo, durante cinco años hasta el año 2015”, concluyó.

Violencia doméstica.
En otro caso, llevado a juicio por el fiscal José Luis Coito, la Justicia condenó a un hombre a 18 meses de prisión condicional y a dos años de reglas de conducta por ser autor material y penalmente responsable de los delitos de lesiones leves, producidas a una menor a quien golpeó con la hoja de un cuchillo, lesiones leves agravadas por el vínculo, causadas a su pareja que es madre de la niña.
Asimismo le endilgan desobediencia judicial y amenazas en que incurrió mediante hostigamiento y llamados telefónicos con los que incumplió con la orden de prohibición de acercamiento total con la damnificada.