En 2018 se cuadriplicaron las sentencias por desalojo

CAMARA DE APELACIONES

La Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería de Santa Rosa duplicó durante 2018 su rendimiento, al dictar un 43,5 por ciento más de sentencias que de causas ingresadas. Así, hasta mediados de diciembre, entraron al organismo 425 expedientes y salieron firmados 610 fallos. El año pasado ese porcentaje había sido del 22,6, ya que en 2017 ingresaron 540 recursos y salieron 662 sentencias.
La mejora sustancial comenzó a verse a mediados de 2016 cuando el tribunal -al constatar retrasos- relevó en el segundo semestre más de un millar de registros de expedientes y determinó en forma detallada cuáles eran las apelaciones pendientes de resolución y, además, las analizó en función de su temática o materia.
Un dato interesante que muestran los expedientes de 2018 fue el incremento de procesos relacionados con la situación social crítica. En lo que se denominan procesos urgentes, los desalojos se cuadruplicaron con respecto al año anterior, pasando del 3 al 12 por ciento del total de ese tipo de procedimientos. Lo mismo sucedió, aunque en menor medida, con la litigiosidad recursiva en el fuero de familia, niñas, niños y adolescentes, incrementándose del 23 al 37 por ciento (cuota alimentaria, régimen de visitas de hijos, demandas por filiación, guarda, etc.).
Con relación a los procesos por otras materias (civil y comercial y laboral) surgieron otros dos indicadores importantes para la agilización de los expedientes: las discusiones sobre competencia entre jueces disminuyeron un 59 por ciento, al pasar del 24 al 10 por ciento del total de esa clase de causas, y las resoluciones por recusaciones o excusaciones bajaron casi el 80 por ciento, del 19 pasaron al 4 por ciento. Siempre dentro de esos procedimientos, además los recursos por accidentes laborales bajaron seis veces, del 24 al 4 por ciento en el último año.

Más de 150 sentencias.
Durante 2018 -sin contar la última quincena de diciembre- el tercer trimestre arrojó los mejores números, con un 48 por ciento de rendimiento a favor, ya que en ese período ingresaron a la Cámara 103 expedientes con apelaciones y se dictaron 153 sentencias. En el primer trimestre ese índice fue del 43 por ciento y en el segundo del 38.
La Cámara de Apelaciones, entre otros temas, tramita recursos de apelaciones por demandas de daños y perjuicios contra particulares y contra el Estado provincial o municipal (incluidas las acciones civiles por accidentes de tránsito), por cuestiones relativas a la Ley de Defensa del Consumidor, por conflictos contractuales, por derecho del trabajo, por derechos reales y posesorios, por honorarios y cobros en general, por medidas cautelares, amparos y cuestiones vinculadas a concursos, quiebras, sucesiones, etc.
El tribunal fue presidido este año por la jueza Adriana Gómez Luna, quien será reemplazada en el cargo por su par Guillermo Samuel Salas durante 2019. Las tres salas estuvieron integradas por Marina Alvarez y Laura Torres (Sala 1), Adriana Gómez Luna y María Albores (Sala 2) y Laura Cagliolo y Guillermo Salas (Sala 3).