miércoles, 20 noviembre 2019
Inicio La Pampa En Catriel piden que no finalicen la búsqueda

En Catriel piden que no finalicen la búsqueda

PESCADORES DESAPARECIDOS

Familiares de los pescadores que desaparecieron en el lago de Casa de Piedra hace dos semanas, se movilizaron ayer a la tarde en reclamo a la decisión de Prefectura Naval de retirar los buzos que operaban en la búsqueda. Desde esa fuerza aducen que esperarán indicios ciertos para que vuelvan. Aseguran que desde la Fiscalía de Catriel le sugirieron que si quieren «contraten ellos», y hasta les pasaron una lista de profesionales.
Aproximadamente 250 personas, entre familiares y amigos, marcharon por la localidad rionegrina de Catriel y reclamaron ante el edificio de la Fiscalía. En tanto, los fiscales Martín y Analía Díaz, viajaron a Casa de Piedra donde se reunieron con los partícipes de la búsqueda.
El medio local Catriel25Noticias fue quien dio a conocer la novedad en este caso. Allí aseguraron que la Justicia rionegrina confirmó que los buzos abandonan Casa de Piedra, luego de una frustrada búsqueda en el lago para poder dar con los pescadores desaparecidos. Indignadas, las familias Aranguez y Durán convocaron a una concentración marcha para este sábado frente a fiscalía para exigir que los buzos continúen con la búsqueda.

La desaparición.
Poco antes del mediodía del lunes 30 de septiembre, Eduardo Aranguez (52), su hijo Darío Aranguez (31) y el sobrino, Moisés Durán (44), se aventuraron en el lago de Casa de Piedra en una excusión de pesca. Era un lugar que conocían bien porque concurrían habitualmente para esa práctica.
Los puesteros y los vecinos de la Villa Casa de Piedra afirman que esa tarde un fuerte viento azotó la zona. Tal vez ese haya sido el motivo de que la lancha a motor se haya hundido. Lamentablemente los tres pescadores no llevaban colocados los salvavidas (fueron hallados en el campamento).
Los familiares comenzaron a preocuparse en la noche del martes 1 de octubre cuando ellos no llegaron a ver el partido entre River y Boca, tal como habían prometido. Un grupo de ellos fue hasta el lugar y allí hallaron la camioneta y otros elementos, pero ni rastros de la embarcación ni de los pescadores. Regresaron a Catriel a las 2.30 del miércoles 3 de octubre y fueron derecho a la seccional de policía a denunciar la situación.

La búsqueda.
De inmediato se activó el protocolo de búsqueda y desde la primera hora un grupo interdisciplinario, compuesto por distintas fuerzas de Río Negro y La Pampa, comenzaron a rastrearlos. Ese día apareció el cuerpo de Eduardo Aragnez y una mochila con pertenencias de los pescadores en inmediaciones del criadero de truchas en la costa pampeana, en cercanías de la Villa Casa de Piedra.
Las tareas de rastillaje fueron intensas desde entonces. Buscan a los dos jóvenes desaparecidos por agua, tierra y aire. Se fueron incorporando herramientas como un avión de la provincia de Río Negro, un dron de los Bomberos de Casa de Piedra, buzos tácticos de Prefectura de Bariloche y Neuquén, lanchas y vehículos de vecinos y allegados a las familias, y hasta una vidente, pero desde entonces no hallaron un solo indicio más.
La medida de Prefectura de retirar momentáneamente los buzos obedece a varias circunstancias. Según se dio a conocer, el trabajo implicó diez días intensivos, al no surgir resultados, los buzos se retiran y esperarán resultados de la tarea de los canes adiestrados en rastreo cadavérico, para regresar y buscar en los lugares que sean marcados.
«La búsqueda en el lago fue a ciegas», argumentaron desde Prefectura. La apreciación coincide con expresiones de la Policía de La Pampa, desde donde se reveló que en parte la profundidad es de unos 45 metros y que los buzos solo pueden operar hasta los 20 metros. El motivo es que por la formación del terreno, hay poca visibilidad por la turbiedad del agua, pero que, además, el fondo del lago representa muchas irregularidades entre las que hay arbustos espinosos, alambrados, árboles (tamariscos y álamos) y hasta casas de los puestos.

La marcha.
La familia se enteró de esta decisión de Prefectura en la tarde del viernes y pidieron explicaciones, ayer, ante la falta de respuestas hicieron una marcha. «Desde Fiscalía nos dijeron que si queremos contratar buzos por nuestra cuenta, que lo hagamos y nos ofrecieron un listado, pero nosotros no tenemos dinero», dijo una familiar a radio «Alas».
Luego de conocerse la determinación de que los buzos se marchan de Casa de Piedra, familiares de los pescadores convocaron a una marcha que se realizó ayer a las 18. Unas 250 personas, encabezadas por familiares de los pescadores desaparecidos, se movilizaron y marcharon en silencio por las calles de Catriel.
Los manifestantes, munidos de carteles, se plantaron frente a la sede del Ministerio Público Fiscal. En el lugar dialogaron son el comisario Erick Enríquez, quien les comentó que los fiscales estaban en una reunión en Casa de Piedra por este tema.
La movilización, según explicaron, es porque los familiares y amigos reclaman que los buzos continúen con la búsqueda. También pidieron que las autoridades les brinden información sobre cómo se procederá con el correr de los días, ya que alegan que con cada jornada que pasa son menos las fuerzas policiales y de provincia que trabajan en la búsqueda.