“Este debate atraviesa al país”

TOMADA BRINDARA CHARLA SOBRE "COYUNTURA POLITICA Y REFORMA LABORAL" EN SANTA ROSA

Carlos Tomada, a cargo de la cartera de Trabajo durante los gobiernos de Nestor Kirchner y Cristina Fernández, se refirió a la actualidad política y económica actual. Dijo que “la imagen del macrismo ha caído muchísimo”.
El ex ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, brindará el martes a las 19 una charla sobre “Coyuntura política y reforma laboral” en el club “El Fortín” de la capital provincial. La charla fue convocada por agrupaciones políticas, sindicales y sociales. En este contexto, el que fuera jefe de la cartera de Trabajo entre los años 2003 y 2015 (desde el gobierno de Néstor Kirchner hasta el final del mandato de Cristina Fernández) y actual Legislador por la ciudad de Buenos Aires, manifestó que en Argentina estamos “viviendo un tiempo diferente” y destacó que el tratamiento de la Reforma Previsional, modificado el diciembre pasado, “fue el punto de quiebre”. Apuntó seguidamente que “este es un debate que atraviesa a todo el país”.
En un extenso diálogo con el programa El Aire de la Mañana (Radio Noticias 99.5) Tomada manifestó ayer que “la hegemonía que pretendía generar Cambiemos, una suerte de ‘ola amarilla’ que todo lo cubría, a partir de la confrontación por la Reforma Previsional, que fue un punto de quiebre, en el cual el Gobierno confrontaba con la sociedad más allá de la pertenencia o el voto político, con esa ida de que ‘con los viejos no’, terminó con una gran movilización y una unidad de la oposición, que no alcanzó para frenar la reforma, que cumplió uno de los objetivos principales que tiene Cambiemos y este Gobierno desde el 10 de diciembre de 2015”, sostuvo.
De acuerdo a sus análisis, el gobierno de Mauricio Macri entiende que “los ingresos de la Argentina, los ingresos de los trabajadores y jubilados, son altos y hay que bajarlos, reducirlos. Empezaron con las jubilaciones, poniendo en marcha una movilidad que ya está bajando los ingresos a los jubilados, y la misma política con respecto a los salarios”.

-¿Cuál es el objetivo de bajar el costo laboral? ¿Quién se beneficia?
-La idea de bajar los ingresos tiene varios objetivos. Yo digo -intentaré fundarlo- que un objetivo principal es que, primero, para traer inversiones al país, el país tiene que tener salarios bajos. Viejo sueño, por otra parte, de un país no industrial, un país agroexportador con salarios bajos en el campo y en la producción agraria en general. Y de esa manera se convierte en un país que exporta sobre la base de salarios escasos y además que estimula la inversión extranjera, porque hay inversiones que van a países donde hay menos derechos y menores salarios. Un tercer objetivo, de fondo, estratégico, es generar una redistribución regresiva del ingreso. Por un lado que los que ganan más ganen mucho más; el ejemplo de las empresas que se benefician es obvio, pero hay que decirlo porque es una forma de aumentar ganancias. Estamos siempre con precios nuevos que suben y salarios viejos que no alcanzan. Al mismo tiempo modifica la relación de fuerzas que son favorables para los sectores dominantes.

Bronca ciudadana.
“La coyuntura política hace necesaria y deberá hacer posible la unidad de la oposición”, sostuvo Tomada en términos de que “en estos dos años y medio, se han acumulado muchos sectores que resistieron muchas circunstancias en que la gente se ha movilizado cuando siente que el gobierno traspasa ciertos límites”. Entre esos ejemplos pueden destacarse movilizaciones por el 2×1 en materia de Derechos Humanos, el rol de las Fuerzas Armadas, el apoyo y la movilización en el debate por la legalización del aborto, el “Ni una menos”; “resistencias gremiales, movimientos sociales, indican que hay una bronca ciudadana que está creciendo y que ha superado las expectativas, incluso las expectativas han retrocedido muy fuerte y la imagen del Gobierno ha caído muchísimo”, aseguró el entrevistado y agregó que ese descontento “genera un clima donde la dirigencia política y social va a tener que unirse y necesariamente. Aquellos que no entiendan este mensaje van a ser juzgados duramente popularmente”.

Unidad.
“No podemos negar que hay una convergencia, un frente nacional popular que exige la participación tanto del peronismo, y también de Unidad Ciudadana, que ha expresado y expresa no solamente los 12 años de gestiones (de Cristina Fernández) y con aciertos y errores marcó una línea muy clara en decir que otro camino es posible”, dijo Tomada en relación a quien podría ser el candidato que se enfrente en las próximas elecciones presidenciales a Macri. “Se olvidan que si no hubiera aparecido el gobierno de Nestor y Cristina, hubiéramos seguidos en que lo único posible era el neoliberalismo”, sostuvo. En este caso recordó que cuando Néstor Kirchner termina siendo presidente, el que había sacado más votos fue Menem (25%), y el tercero fue López Murphy (con el 17%): “esto es que el 42% de los argentinos estaba en ese momento aún dispuesto a votar ese modelo neoliberal”, dijo el entrevistado, quien aseguró que “es necesaria la convicción -dejar de lado egos, aspiraciones- de que es necesario conformar un frente que contenga a todos aquellos que estén dispuestos a confrontar con el macrismo”.
“El país va a quedar destruido, pero con cuatro años más de gobierno van a haber modificado radical y definitivamente las estructuras políticas, económicas y sociales de Argentina y no en sentido de un cambio positivo. Vamos a tener una Argentina dividida, fracturada socialmente, con instituciones sociales que van a ser reducidas a su mínima expresión”.

Estafa electoral.
Por otra parte Tomada manifestó que “no sólo estamos retrocediendo en la calidad del empleo sino que otra vez este sector político vuelve a estafar”. En este sentido propuso “generar una nueva figura penal o moral” para juzgar determinados comportamientos y es “la estafa electoral”. Por lo tanto sostuvo que “lo que ha hecho el macrismo en la campaña del 2015, prometiendo hacer cosas que nunca hizo, o peor, prometiendo una cosa y haciendo lo contrario… me sobran los ejemplos”, como la promoción de la industria nacional, la “pobreza cero” entre otras promesas que no fueron cumplidas.

“MACRI
REPITE”
El presidente Mauricio Macri sorprendió a propios y extraños en su última conferencia de prensa (el pasado viernes 20 de julio) donde habló de la “creación de 700 mil puestos de trabajo en 2017”. Consultado sobre estos dichos, Tomada dijo que “Macri las repite, por lo cual forma parte de una campaña con la idea de que en Argentina no se estaban creando puestos de trabajo. Eso está desmentido hasta con los propios números del Ministerio de Trabajo.
“Hay que tener cara, no. Hay que tener impunidad para sostener algo que no tiene en qué sostenerlo de ninguna manera”, sentenció indignado el ex ministro de Trabajo.