Inicio La Pampa Mendoza, en alarma por la crisis hídrica

Mendoza, en alarma por la crisis hídrica

EL ATUEL EN LA PAMPA, SECO

Desde Mendoza aseguraron que el sistema de embalses apostados sobre el cauce del río Atuel, que en nuestra provincia está cortado desde hace varios días, se encuentra a un 29% de su capacidad. En este marco, Valle Grande y El Nihuil son los diques con menos cantidad de agua acumulada en la provincia y esto se empieza a sentir, advirtieron medios mendocinos.
Días atrás, hubo una reunión entre la Subdelegación de Aguas y los inspectores de cauce para acordar un plan de seccionado del río -regar las hectáreas por secciones- , ya que el agua es escasa y está ingresando muy poco al sistema, precisó el diario San Rafael.
Actualmente el sistema de embalses del Atuel está al 29% de su capacidad, con el dique El Nihuil al 31% y el de Valle Grande a solo 27%. Hoy el sistema tiene apenas 102 hectómetros cúbicos, cuando el nivel histórico marca 141, un 38% menos que lo habitual, publicó el diario mendocino.
A esta situación hay que sumarle que las mediciones del caudal medio diario del río -en el lado mendocino- están al 50% de sus niveles históricos. Habitualmente para esta fecha el río Atuel suele escurrir 60 metros cúbicos por segundo y hoy, en la estación de aforo de La Angostura, solo se miden 30.
Esta situación se hace sentir en La Pampa, que desde hace días el cauce del Atuel está completamente seco a causa del manejo unilateral del agua que hace Mendoza, quien cortó el río de manera arbitraria para abastecer de agua a su sistema de cultivo bajo riego.

Seccionado.
En los últimos días el Valle Grande estuvo erogando 46 metros cúbicos por segundo, lo que hace que los diques bajen considerablemente, por lo que hay que optar por el «seccionado» como única alternativa para recuperar algo de agua, planteó el mencionado medio.
Se espera que desde el 28 de enero se empiece a trabajar con este sistema, lo que limitará la entrega de agua. De esta manera, se adelantaría el «seccionado» del Atuel unos 15 días, ya que el año pasado se pudo estirar hasta el 15 de febrero.