Inicio La Pampa Merendero local entregó 215 porciones

Merendero local entregó 215 porciones

HICIERON OTRO "PASTEL GIGANTE" Y PIDEN DONACIONES

Concientes de la pésima situación social que atraviesa el país y que golpea a los sectores más vulnerables y principalmente a los niños, el grupo «Los amigos solidarios» continúa con el merendero que iniciaron hace un año y medio en el barrio Nelson Mandela de Santa Rosa, aunque no dan abasto con la demanda que se incrementó en forma exponencial.
Ayer, realizaron una jornada especial: hicieron un «gran pastel de papas» que les permitió entregar 215 porciones. «Todos los sábados tenemos esa gente, esa demanda, ya hicimos anteriormente el pastel de papas con el apoyo, la ayuda y las donaciones de la gente que es muy solidaria y eso nos sorprende», contó Diego Guzmán.
Agregó que «apareció gente que aportó otras 30 ó 40 docenas de empanadas y tuvimos una rotisería que hizo una donación. Venimos trabajando desde hace un año y medio y la gente colabora mucho, trayendo también leche, pan, papa, cebolla, carne, hay que entender que aunque sea medio kilo de carne que donen, es mucho si todos nos juntamos».
La situación social es alarmante en todo el país. Según los últimos datos del Indec, el 49,6 por ciento de los niñas y niñas que viven en zonas urbanas de Argentina son pobres y el 11,3 por ciento son indigentes. Los afectados por la crisis económica son principalmente los menores de 14 años. En un año, este índice subió 11,4 puntos porcentuales.

Con 120 chicos por día.
Cada semana, los «amigos» entregan 40 litros de leche por día alcanzando a 120 chicos y chicas de la zona. «Le damos la leche a la madre para que sepa el horario en el que tiene que dársela, eso lo decidimos porque las maestras nos cuentan que los chicos llegan con hambre a las escuelas, entonces que la mamá decida cuándo darles la leche», manifestó Diego.
En esa línea, contó que «los chicos incluso vienen descalzos» al merendero y «las madres también vienen a buscar comida porque no llegan con el dinero a fin de mes e incluso vienen ellas mismas a anotarse».
En el lugar, ubicado en María del Carmen Campos 1677 entre Cavero y Sergio López, también dan apoyo escolar y talleres.
Diego además planteó el ejemplo de un trabajador que cada día donaba pan y facturas de una panadería al merendero. «Ese muchacho se quedó sin trabajo y apareció en el merendero diciendo que ahora él tenía que venir a buscar el pan. Fue triste lo que pasó y la gente tiene la necesidad, entonces viene al merendero, incluso aunque llueva porque no tiene para comer», explicó finalmente.