“No generó nada de mano de obra en General Pico”

ESTA PARADA LA CONSTRUCCION DE JARDIN DE INFANTES DE NACION

El secretario comunal Edgardo Guazzaroni, titular del área de Planificación y Desarrollo Urbano de la Municipalidad de General Pico, indicó que la construcción de un jardín de infantes que lleva adelante Nación desde hace bastante tiempo, no le dejó nada a la ciudad, dado que la mano de obra y los materiales llegan de afuera. El funcionario local contrapuso esta obra con los trabajos iniciales de edificación del nuevo Concejo Deliberante, que será levantado por mano de obra local y generará un movimiento económico en la ciudad.
“Es una obra nacional en la que no tenemos ninguna injerencia, solo la aprobación de los planos en su momento. El jardín -se construye en el predio de la Escuela 66, en calle 29 entre 20 y 22- se hace a través de un sistema en seco que la mayor ventaja que tiene es la construcción rápida, pero lleva un montón de tiempo, está a medio terminar y para nosotros fue un problema porque no generó nada de mano de obra en la ciudad”, disparó el funcionario.
“Esto lo hace una empresa de Bahía Blanca que ganó la licitación de más de 30 jardines, pero este está a medio hacer y en la ciudad no quedó nada, porque vino de afuera con sus técnicos, con los materiales y no se compró ni un tornillo en la ciudad. Eso es un gran problema, porque con el déficit de trabajo que hay necesitamos la mano de obra. El único beneficio que tenía, era que se construyera rápido, pero no se logró tampoco”, ahondó.
En el mismo sentido destacó que la obra lleva “cerca de un año y medio que la tendrían que haber hecho en cinco o seis meses”, y que el único gasto que se hizo en la ciudad fue la compra de la base de hormigón, dado que el resto fueron “montajes en seco que venían en camiones desde afuera”.
La misma situación ocurre con otros dos jardines que se construyen en la provincia, en Ingeniero Luiggi y Winifreda. La obra comenzó pero nunca se terminaron.

Nuevo edificio del CD.
El funcionario local contrapuso esta obra con la del Concejo Deliberante que lleva adelante Provincia y que se inició en las últimas semanas. Se está demoliendo la construcción del CD de la esquina de las calles 13 y 24, donde se construirá el nuevo edificio que se espera que esté terminado en dos años. A partir de esto la comuna mudó las oficinas de cada uno de los bloques, a la planta alta del Palacio Municipal, y mañana, tras el receso invernal, el cuerpo deliberativo sesionará en la Sala 1 del Centro Cultural Maracó.
“Comenzaron cuando terminamos la mudanza a la planta alta del Palacio Municipal. La empresa hizo el vallado de la obra, empezó con la demolición, y lo único que quedará en pie es el óvalo de la terminal vieja que es de una losa plegada que quedará como parte del espacio exterior”, señaló.
“Primero cerraron la obra para armar una pasarela, teniendo en cuenta que hay que demoler las paredes que están sobre la línea municipal. Lo segundo es la demolición que tendrá sus distintas etapas, porque hay partes que desarman que las van a usar para distintas cosas y el resto serán escombros que habrá que sacar. Esta obra es muy importante y este Concejo nuevo va a tener otra impronta”, sostuvo.
“La mano de obra que va a demandar es bastante importante, teniendo en cuenta que no hay obra pública del gobierno nacional en la ciudad, y que nos quedamos sin los recursos del Fofeso (Fondo Federal Sojero), aunque nuestros productores siguen teniendo el descuento que les hace Nación”, indicó.
“Esos recursos que teníamos para hacer obras, para este año eran de 22 millones de pesos, y el gobierno nacional nos dejó sin ese dinero y lo vamos a sufrir mucho. Por lo menos estas obras van cubriendo las necesidades de trabajo, la empresa constructora es de Pico y toma a trabajadores de acá. Esta obra es muy importante y va a absorber mano de obra, muchos de los materiales se compran acá y es dinero que circula en la ciudad”, concluyó.