Se come carne pampeana porque es mejor y más barata

BARRERA SANITARIA DIVIDE A RURALISTAS Y POBLADORES RIONEGRINOS

Ruralistas apuntan al puente La Adela-Río Colorado por contrabando de carne. La situación plantea una dicotomía con los pobladores ribereños. Las autoridades municipales admiten que es una “práctica habitual” en la comarca porque la pampeana es mejor y más barata.
LA ADELA / REDACCION
Productores rurales rionegrinos están enojados porque afirman que aumentó sustancialmente el contrabando de carne pampeana. Apuntan al puente nuevo que une La Adela con Río Colorado, como el lugar por donde se filtra una enorme cantidad de carne con hueso.
La situación tomó un inusitado reclamo días atrás cuando la policía rionegrina sorprendió dos veces seguidas a un comerciante de San Antonio Oeste con carne adquirida en el Frigorífico Pilotti, ubicado en inmediaciones de la mencionada localidad pampeana. Todo agravado por el paro de los empleados del Senasa que dejó baja la barrera sanitaria.
El tema tomó superficie luego que tras las quejas que ruralistas le hicieron al Gobierno de Río Negro de un crecimiento de esa actividad ilegal. Esta situación visualizó antiguas prácticas lugareñas en la que el uso y costumbre de los pobladores se contraponen con el reclamo de los productores rurales. La prensa local reflejó que las autoridades locales admiten que tuvieron que levantar una garita de control en dicho puente por presión de los pobladores del lado rionegrino, para quienes es habitual consumir carne pampeana, porque no sólo es de mejor calidad sino mucho más barata.

Puente colador.
La prensa de la comarca se ocupó de abordar la problemática, confirmando un secreto a voces: es una constante que los habitantes de Río Colorado y la zona de influencia comen carne pampeana que adquieren en La Adela.
El sitio Noti Río fue claro al afirmar que en dicho puente interno que une ambas ciudades los controles de la Barrera Sanitaria a cargo del Senasa no se realizan, dejando totalmente abierta la posibilidad del paso de carne con hueso proveniente desde la Pampa.
El medio recordó que a medidos del 2016 “Río Negro” publicó un artículo bajo el título “El Colorado, un colador para la carne”. Eso derivó que por algunos días se reinstalaran en la garita personal de la barrera, policía y hasta personal de la Municipalidad de Río Colorado.
Sin embargo con el correr de los días todo volvió a quedar disuelto, donde los distintos actores responsables de los controles argumentando que “esto nos obliga a pelear mucho con los vecinos del pueblo. Hay gente que pasa de una localidad a otra 10 veces por día y si las paramos todas las veces se termina enojando”.

Picardía criolla.
El frigorífico Pilotti está ubicado en el kilómetro 855 de la ruta nacional 22 a sólo tres kilómetros de una de las barreras que está sobre la ruta nacional 154. Sin embargo su ubicación está a metros de la primera y controla esa ruta y no la 22. Eso permite ingresar a La Adela y pasar por el puente interno sin controles sanitarios. Y ese atajo es el que los pícaros rionegrinos utilizan habitualmente para consumir mejor carne y mucho más barata.
Noti Río también reveló otro punto de fuga. Asegura que el puente ubicado sobre la ruta 22 sobre el río Colorado en el limite entre ambas provincias, que representa uno de los pasos más importantes hacia el sur del país y donde está instalada la segunda barrera sanitaria, tiene la particularidad que los que andan fuera de la ley no desconocen dos vías de escapes alternativas, que están metros antes del puesto sobre la calle Arturo Benini, que permite que cualquier vehículo baje de la ruta para evitar los controles del Senasa.