miércoles, 23 octubre 2019
Inicio La Pampa Tasa de capitalización trepó a los 129 millones de pesos

Tasa de capitalización trepó a los 129 millones de pesos

APORTE DE 148 MIL ASOCIADOS DE 27 COOPERATIVAS PAMPEANAS

Según datos brindados por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas, en 2018, más de 148 mil asociados abonaron cerca de $129 millones en «tasas de capitalización». Este instrumento sirve para brindar una mejora en los servicios.
JUAN JOSE REYES
En las cooperativas, los asociados contribuyen a formar el capital necesario para operar los servicios públicos que brinda, con pequeñas cantidades, pero que en conjunto tienen una fuerza poderosa. Cuando se paga la boleta de luz, justamente muchos se preguntan para que sirve «la tasa de capitalización».
Entre los elementos de la estructura económica cooperativa se cobra ese rubro y según los balances de 27 cooperativas eléctricas -afiliadas a Fepamco- según datos del Consejo Profesional de Ciencias Económicas lo pagaron 148.032 asociados por $129 millones. Ese instrumento financiero de miles de pampeanos a las entidades solidarias que las cobijan no se los lleva persona física o empresa alguna, se capitaliza y mejoran los servicios que brinda.
En La Pampa las cooperativas saben que tienen el deber y el poder, y en las últimas décadas lo han hecho en forma muy eficiente, de actuar hacia un futuro sostenible, así como continuar siendo el motor de la economía social pampeana. Nadie como una entidad solidaria sabe lo que es distribuir en forma equitativa los escasos recursos que tenemos.
Los adalides de libre mercado cuestionan el cobro de esta tasa por entender que es un impuesto más. Nada más lejos de la realidad, sin ese rubro financiero estratégico numerosos habitantes tendrían más necesidades básicas insatisfechas que las actuales.
En muchos pueblos los servicios de luz, agua potable y cloacas, telefonía, Internet, gas y una diversidad de servicios mejora la calidad de vida, pues las grandes compañías lucrativas no le resulta rentable no invierten allí. Si sumamos todas las cooperativas, sean eléctricas o no, su específico es enorme ya que en total suman 83 con 230 mil asociados (148.300 a eléctricas y 70 mil rurales).

Tasa para todos.
Encabezan el rubro de aportes por tasa de capitalización de parte de sus asociados en La Pampa, de acuerdo a su ejercicios fiscales 2017/18, la Cooperativa Popular de Electricidad de Santa Rosa Ltda. (CPE) con $67.846.931, seguida de la Cooperativa Regional de Electricidad, de Obras y otros Servicios de Pico (Corpico) con 24.273.866 pesos y el resto de las 27 cooperativas de servicios públicos restantes (ni agropecuarias ni de trabajo) como la Cosega en Acha, Coospu en 25 de Mayo, Cosería en Intendente Alvear, Cospec en Castex y Cevic en Victorica, Cosegu en Guatraché, Cernet en Realicó, entre otras, con el 40% restante es decir 36.848.318 pesos.
Representa entre el 6% y el 8% de la facturación energética. Entre todas, es decir desde sus 148 mil asociados pampeanos, el aporte entregado al patrimonio social cooperativo fue el año anterior de $128.969.115 pesos. La tasa de capitalización -las cuotas que componen el capital aportado- representa un derecho de uso del servicio cooperativo por parte del usuario más que un derecho de propiedad sobre el mismo.
Vale recordar que de aquella cifra por tasa de capitalización Santa Rosa se quedó con el 52,6%; Corpico con el 18,8% y el resto de las entidades solidarias de servicios públicos con el restante 28,06%. Con esto es plausible ver que cuando hay un excedente generado por el servicio público brindado al asociado (por haberse cobrado el servicio por encima de su costo) éste vuelve al asociado en concepto de retorno.
En otras palabras, esa tan denostada «tasa» de capitalización» es el principal aporte del usuario a su comunidad. Es utilizada para invertir en nuevas conexiones, subestaciones, tendidos eléctricos y para mantener la calidad del servicio para sí tener una infraestructura preparada para el crecimiento de nuevos usuarios. Pero además incentiva a los consorcios para las adecuaciones eléctricas de distribución

Más capital.
El capital social cooperativo es la suma de los aportes de los asociados que se divide en cuotas sociales. Si bien el capital no es esencial para su concepción e identidad, es sin dudas necesario para el eficaz y eficiente desempeño de sus actividades con miras a satisfacer las necesidades de sus asociados.
Una vez que se ha calculado el excedente bruto (utilidad), que ha producido en su gestión de prestación de servicios públicos al año, se calcula el total neto, al cual se deben deducir los montos y porcentajes establecidos por la ley y el estatuto de la cooperativa que van a formar las reservas.
Estos montos son el excedente no distribuido. El resto del excedente (líquido), se devuelve al asociado si así lo dispone la Asamblea General de cada entidad, en proporción al uso que éstas hayan hecho de los servicios que brinde la cooperativa en cada periodo. De esta manera, ningún asociado recibe excedentes que él mismo no haya producido a su cooperativa. Los producidos por no asociados pasan en partes iguales a las reservas de bienestar social y educación cooperativa.
En La Pampa la política en las cooperativas es que en las Asambleas casi siempre se decide capitalizar buena una parte de ellos (allí están los aportes por tasas de capitalización). Aquella engrosará el capital social y por tanto contribuirá al desarrollo de nuevos proyectos (TV por cable; telefonía fija, Internet y una no muy lejana telefonía celular), amén de la gran variedad de servicios comunitarios, de agua corriente; columnas, transporte, funeraria, seguros, etc.