Temen por los detenidos

LA FAMILIA DE "MONEDITA" DENUNCIO A LOS POLICIAS

Los hechos ocurridos el miércoles por la tarde en la vecina localidad de Toay ya están en manos de la Justicia pampeana. Por todo ello han surgido en las últimas horas dos versiones distintas. Una corresponde a la versión que dio a conocer la Policía el mismo día que ocurrió el enfrentamiento; mientras que la otra versión surgió más tarde desde el seno de la familia Llorens Godoy. Ambos relatos serán investigados de manera separada. A saber: lo denunciado por la Policía quedó en manos de la Fiscalía de Delitos Contra las Personas, y la causa es tratada por los fiscales Selva Paggi y Oscar Cazenave. Este último acusó formalmente este jueves a tres personas por lesiones calificadas, daño y lesiones leves. Luego esas personas quedaron detenidas.
Por otra parte la familia de José Luis (“Monedita”) llegó ayer al Ministerio Público Fiscal a los fines de dar su versión de los hechos. En este sentido se pudo averiguar que dejaron sus exposiciones en la Unidad de Atención Primaria (UAP) que derivará -posiblemente este viernes- la causa a la Fiscalía que investiga los Delitos Económicos y contra la Administración Pública, ya que ellos acusan de iniciar las agresiones a un grupo numeroso de efectivos policiales de la Comisaría Departamental de Toay (Seccional Quinta).
La familia también ha tomado contacto con el Movimiento Popular Pampeano por los Derechos Humanos y ayer fueron acompañados al MPF por Victor Giavedoni, miembro de dicha organización. Es por eso que, a través del Movimiento, presentarán hoy un hábeas corpus preventivo a los fines de que la Justicia cuide a los integrantes de la familia para que no sean posibles víctimas de represalias ó de cualquier otra situación de violencia en la que se vean implicados integrantes de la fuerza policial, ya sea dentro de una dependencia ó en la vía pública.

Versión familiar.
El miércoles por la noche, luego de que trascendieran las primeras versiones del enfrentamiento, Soledad Llorens, hermana de José Luis, escribió en su perfil de la red social Facebook pormenores de lo sucedido en la calle San Luis entre San Lorenzo y Rivadavia. En sus palabras la joven expresó que “esto se tiene que saber públicamente ya que si no hacemos nada esto, como tantos otros casos más, quedan en la nada. Así la dejaron los policías de la Seccional Quinta de Toay por tratar de sacar a su hijo menor de 17 años de una golpiza que le estaban dando en la vereda de casa. Entraron a la fuerza a la casa, reventaron la puerta, tiraron gas lacrimógeno, tiraron con balas de goma, rompieron todo; puerta, vidrios, techo, todo. Destrozaron todo”. El mensaje fue compartido junto a una imagen de su madre, que posaba con los ojos hinchados por lo que se presume fueron fuertes golpes, además tenía una venda en su cabeza y podían notarse varias manchas de sangre en su vestimenta.
Eso y más denunció ayer Norma (madre de “Monedita”) en el Ministerio Público; lugar al cual llegó acompañada por familiares y por Víctor Giavedoni. En este sentido, el integrante del Movimiento Popular Pampeano por los Derechos Humanos y secretario de Derechos Humanos de Utelpa, dialogó con LA ARENA y mencionó que “ellos no tomaron ninguna acción contra la policía, sino que la policía pasó por el domicilio y comenzó a hacerle señas al hermano (de José Luis). Le hicieron señas como que le disparaban y el chico les devolvió la misma seña. Estas son prácticas de la policía para violentar a las personas e incluso se bajaron para pegarle. Lo patearon en el piso, le pegaron y en ese contexto se dio una situación de violencia terrible”, sostuvo.
En cuanto a las lesiones de los efectivos, la familia denunció que fueron producto de ese forcejeo y de que uno de ellos (Cuello) rompió una ventana con sus manos y por eso sufrió el corte en uno de sus tendones de la mano derecha.

Temor.
Luego de que José Luis Llorens Godoy falleciera en el hospital Gobernador Centeno de General Pico, nosocomio al que llegó tras recibir un fuerte golpe en su cabeza -en principio por una pelea con otro interno, aunque la familia apuntó contra la policía- hay gran temor de que los tres jóvenes que se encuentran detenidos por esta causa, sean víctimas de apremios o de actos de violencia por parte de quienes deben resguardar su integridad física. Por ese motivo hoy volverán a la Ciudad Judicial para pedir un hábeas corpus preventivo ante la Justicia. “Queremos pedirlo porque hubo amenazas de muerte por parte de la policía. Por eso queremos que un juez se haga cargo de que no les pasa de acá en adelante”, confió Giavedoni.

Formalizados y detenidos
Ayer por la mañana se llevó a cabo una audiencia de formalización presidida por la jueza María Florencia Maza en la cual el representante por la Fiscalía de Delitos Contra las Personas acusó a tres personas -todos hombres mayores de edad- de “Lesiones graves, daños a un vehículo del Estado y lesiones leves”. Los imputados fueron defendidos por el abogado Claudio Martínez. Posteriormente a la formalización, las tres personas -que estaban detenidas desde el miércoles- fueron trasladadas a la Alcaidía de esta ciudad. En este sentido LA ARENA pudo saber que hay dos personas más que serán interrogadas en el transcurso de los días siguientes y que también estarán acusadas por los hechos, aunque cuando ello ocurra no quedarán detenidas de manera preventiva.
En cuanto a los efectivos involucrados, hasta ayer los representantes del MPF no les habían tomado declaración. Se trata de Silvana Godoy y Esteban Cuello -también hay dos uniformados más que sufrieron heridas-. Con respecto a la salud de Cuello -quizá el más comprometido- se pudo saber que recibió lesiones graves en una de sus manos y que tiene tendones gravemente lesionados, lo que le tomaría varios meses de recuperación. También ha recibido golpes en su cabeza y hasta ayer continuaba internado en la Clínica Modelo. Por su parte, Godoy, resultó con una fractura en su brazo izquierdo.