“Un gran aporte para el comedor”

En el plan 5000, este domingo se vivió una fiesta a puro deporte. Varios equipos de fútbol femenino disputaron un torneo en el predio del Recreo Mercantil ubicado entre Ferrando y Hugo del Carril. Allí, se llevó a cabo un Campeonato de Fútbol Femenino en beneficio del Merendero y Comedor “Luz de Esperanza”.

La competencia fue organizada por madres de niños que asisten al comedor, con el objetivo de recaudar alimentos no perecederos.
Pamela y Jésica, organizadoras del torneo, dialogaron con LA ARENA y expresaron su alegría por el resultado de la jornada. En ese sentido, señalaron que participaron 14 equipos de distintos puntos de la provincia, entre los que se contaron General Acha y Toay.
A su vez, resaltaron el marco de público que presenció los partidos: “Mucha gente se acercó, el predio estaba lleno”.
Por otra parte, indicaron que en febrero van a realizar una nueva competencia, pero esta vez esperan jugar de local: “si Dios quiere va a ser en el Esperanza o en el Néstor Kirchner, nosotras somos de ahí”.
“El de febrero va a ser para recolectar útiles escolares. Tenemos entre tres o cuatro chicas que van a la escuela, recolectamos para las nuestras y para los chicos que van al comedor”, agregaron.

“Excelente iniciativa”.
Mónica Barrera, sostén del desayunador y comedor, tampoco pudo evitar su felicidad y evaluó la iniciativa como “linda, excelente. Lo que hicieron las chicas fue impresionante”.
“La colaboración fue muy buena. Es un aporte muy grande a nuestro comedor desde nuestro barrio, porque son mamás que mandan sus hijos al comedor”, destacó.
Barrera recordó que todavía “seguimos de vacaciones” y que el comedor volverá a funcionar el próximo 26 de febrero. “De martes a viernes a partir de las 12, porque todavía estamos de vacaciones, vamos a abrir las puertas nuevamente”, explicó.
Sin embargo, destacó que las actividades en el comedor siguen y que “en lo que son talleres no hemos parado. Se sumó este fin de semana el curso de peluquería. Lunes, miércoles y viernes tenemos cortes de pelo para los chicos del barrio de manera gratuita”.
Luz de Esperanza actualmente asiste a alrededor de 120 niños, niñas, adolescentes y adultos mayores. Además, durante el último año ayudaron a 32 familias que atravesaban una situación económica difícil.
Con respecto a los alimentos, el desayunador y merendero funciona gracias a la solidaridad de la gente y a distintas instituciones que donan mercadería. En ese sentido, Barrera recordó que continúan “recibiendo donaciones en Margarita Monges 1239, entre Corona Martínez y Gaich, del Barrio Néstor Kirchner”.
Finalmente, tanto Mónica como Pamela y Jésica, agradecieron a “todos los equipos que participaron del campeonato debido a que fueron las jugadoras las que trajeron los alimentos”.