Viajó por Nochebuena y le desvalijaron la casa

LE SUSTRAJERON DINERO, COMPUTADORAS Y OTROS OBJETOS DE SU CASA

(General Pico) – A una conocida profesora de danzas de la ciudad le desvalijaron la casa en el barrio Carlos Berg, pocas horas antes de su regreso de un viaje al exterior, que había realizado para asistir a un importante acontecimiento familiar.
La damnificada es Paula Martegani, titular de una academia de danzas, quien dio cuenta del robo que sufrió en su domicilio, ubicado en calles 52 bis y 17 de General Pico, en las horas previas a la celebración de la Noche Buena. La profesora de danzas dijo que se ausentó de su hogar durante una veintena de días, en los que estuvo en Bolivia, donde asistió al casamiento de su hermano. Durante esas semanas, una persona de confianza, cercana a la familia, visitó la casa todos los días, para darle de comer a las mascotas y controlar que todo estuviera en su lugar.
Sin embargo, tras un largo viaje desde tierras bolivianas, al llegar a la ciudad, encontró que habían entrado a robar a su casa. Cuando ingresó al domicilio, se topó con un gran desorden en las habitaciones, con la puerta de su dormitorio destrozada y con la ropa revuelta, tirada sobre su cama y sobre el piso. A través de las redes sociales, difundió un listado de pertenencias que le faltaron, con el objeto de conseguir alguna información que le sea de utilidad para recuperar estos elementos.
La mujer indicó que le llevaron dos netbooks, una de las cuales usaba para dar las clases de baile; un estéreo, una plancha para el pelo, un secador de cabellos, un tensiómetro, una consola de videojuegos, un teléfono celular y ropa deportiva que tenía para la venta, además de una suma cercana a los 8 mil pesos, que era un dinero que tenía ahorrado.

“Pondré cámaras”.
En diálogo con LA ARENA, la vecina damnificada contó que desea recuperar al menos una de las netbooks, la cual es su elemento de trabajo y dijo que tiene algunas sospechas de quienes podrían haber sido los autores.
“Espero que la policía pueda hacer su trabajo dentro de lo que pueda. Se le dieron varios datos de cómo es la movida en el barrio”, dijo y agregó: “Tenía algunos ahorros, los dejé y desaparecieron. Haciendo cuentas eran alrededor de 8.000 pesos. Además me destrozaron la puerta de mi pieza que era diferente a las otras puertas placa”.
La mujer, dolida por lo ocurrido, dijo a partir de este hecho delictivo que sufrió, analizará tomar mayores medidas de seguridad, como la colocación de cámaras de seguridad.
“Mi casa está toda enrejada y la única forma de entrar es por la parte de adelante. Creía que a nadie se le iba a ocurrir por el frente de una casa y más estando en una esquina. No tengo alarma, pero ya voy a tomar otras medidas, como poner cámaras, en lo posible”, remarcó.