Una pena condicional

CRUELDAD CONTRA ANIMALES

El juez de control de Santa Rosa, Néstor Daniel Ralli, condenó a Luis Enrique Korsaike, como autor material y penalmente responsable del delito de actos de crueldad contra los animales (artículos 1º y 3º inciso 7, de la ley 14.346), a la pena de un año de prisión de ejecución condicional y el pago de 3.000 pesos en concepto de gastos veterinarios.
La causa se resolvió a partir de un acuerdo de juicio abreviado presentado por el entonces fiscal Carlos Ordas -recientemente designado juez de control-, el abogado particular Carlos Alberto Pérez Funes y el imputado, quien admitió su responsabilidad penal. En el legajo intervino la Asociación Protectora de Animales (Apani), a través de su presidenta, como querellante particular.
Con las pruebas aportadas por las partes, el juez dio por probado que el 13 de julio pasado, en cercanías del predio donde funciona el relleno sanitario de la calle Pilcomayo, en Santa Rosa, Korsaike mantuvo relaciones sexuales con un animal, a raíz de lo cual un veterinario constató que éste último había sufrido tumefacciones, inflamaciones, lesiones lacerantes y sangrados.
Entre esos elementos probatorios figuraron un informe de presencia policial en el lugar -a partir de un llamado al 101-, una declaración testimonial, el acta de secuestro de una camioneta y de prendas del acusado y otros dos informes, del psiquiatra forense y del área de Veterinaria Forense Sección Canes, de la Policía.
“A partir del análisis de las pruebas colectadas durante la investigación fiscal preparatoria y también con el reconocimiento que efectuó el imputado, entiendo que los hechos quedaron debidamente probados”, señaló Ralli en el fallo. En los abreviados, el juez no puede imponer sanciones superiores a las requeridas por el Ministerio Público Fiscal.
Por otro lado, las partes acordaron que se le impongan a Korsaike, por el término de dos años y como reglas de conducta, las obligaciones de fijar domicilio, someterse al cuidado de la Unidad de Abordaje, Supervisión y Orientación para personas en conflicto con la ley penal, y realizar un tratamiento psicológico.