Alcoholizados provocaron siniestro vial

TRES POLICIAS QUE ESTABAN EN EL LUGAR CORRIERON PARA EVITAR SER APLASTADOS

(General Pico) – Una Chevrolet S10 ocasionó el siniestro ocurrido ayer a las 6.20 en la rotonda del noreste, camino a Trebolares, cuando su conductor oriundo de Intendente Alvear chocó contra una columna de alumbrado y además colisionó contra una patrulla que estaba detenida haciendo control vehicular en la zona. Los tres efectivos que estaban en el lugar lograron correr fuera del trayecto de la camioneta para evitar ser aplastados.
En la Chrevrolet iban tres personas, el conductor y propietario del rodado de apellido Mayordomo, otro hombre identificado como Pinedo y una mujer de apellido Díaz. Todos oriundos de Intendente Alvear, pero habían pasado la noche en esta ciudad y estaban volviendo para su localidad.
Después de las 6 de la mañana tomaron una de las salidas al sur de General Pico, por la ruta provincial 1 conduciendo luego hacia el noreste. Pasando el Parque Apícola y Agroalimentario tomaron la rotonda y allí el conductor perdió el control del rodado. La camioneta derrapó y se fue dando tumbos hacia la banquina derecha en su camino golpeó contra una columna y como consecuencia del fuerte impacto el plafón de la luminaria cayó a tierra.
A unos metros estaba estacionado el móvil de la Comisaría Primera, realizando controles de rutina, con tres efectivos trabajando en el lugar. Los policías fueron testigos del siniestro y cuando vieron que la Chevrolet estaba fuera de control lograron correr para apartarse del lugar y evitar ser heridos. En segundos la camioneta chocó el lateral derecho de la patrulla y quedó unos 30 metros más adelante con evidentes daños pero sobre sus cuatro ruedas.

Demorados
Cuando los efectivos se acercaron al rodado los dos hombres bajaron y se mostraron agresivos, por esa razón fueron demorados. Mayordomo y Pinedo quedaron esposados mientras recibían las primeras atenciones del Servicio de Emergencias Médicas (SEM) y fueron trasladados el Hospital Gobernador Centeno donde se constataron lesiones leves y entonces fueron llevados a la sede policial. La mujer también fue detenida.
La policía confirmó que los tres ocupantes de la camioneta dieron positivos al test de alcoholemia y su permanencia en la comisaría respondió a esa situación.
Dentro del rodado se hallaron botellas de coca cola, fernet y cerveza. La Chevrolet permaneció en la ruta hasta ser remolcada, y evidenció los daños en ambos laterales delanteros.
Durante la jornada de ayer hubo otros siniestros viales en esta ciudad, como el ocurrido en el cruce de las calles 29 y 20 a las 10.30 de la mañana. En esa colisión se vieron implicados una Motomel 150cc. y un Fiat Palio, como resultado el motociclista fue derivado al hospital local con lesiones leves.

Sentencias por siniestros viales.
Los siniestros viales, desde el punto de vista económico, generan una importante erogación para el Estado. Tanto por los gastos médicos que se generan como por otras cuestiones posteriores como el accionar judicial. En los tribunales piquenses se dictaron este año varias sentencias por lesiones y homicidios culposos, y la última fue dictada el 29 de diciembre contra un vecino de esta ciudad que fue condenado a pagar 3.000 pesos de multa y se le dictó una inhabilitación especial para conducir vehículos automotores y motos por el término de un año. En las diferentes causas que se procesaron hubo unas 60 audiencias relacionadas con siniestros viales que insumieron horas de trabajo y uso de recursos de la sede judicial.