Aparecen sospechas en la gestión de Eduardo García

(Catriló) – Los concejales de Catriló decidieron no aprobar los balances al detectar varias irregularidades. Hoy la municipalidad local tiene un gasto superior de más de 14 mil pesos en sueldos a empleados jerarquizados.
En la última sesión del Concejo Deliberante de Catriló, los ediles comenzaron con el tratamiento de los balances de la nueva gestión, ocasión en la que resolvieron seguir evaluándolos y no aprobarlos porque se registraron varias irregularidades en referencia a los sueldos elevados de empleados jerárquicos de planta permanente y una facturación de un comercio del medio por supuestos sobreprecios.
Además, desde el bloque opositor, tal como lo había anticipado LA ARENA hace unos días, se le solicitó al intendente, Eduardo Francisco García (PJ), que se haga presente en la próxima sesión para explicar por qué se registran esas irregularidades.
De acuerdo al balance de febrero presentado por el ejecutivo municipal al Concejo Deliberante, la municipalidad local tiene un gasto superior de más de 14 mil pesos en sueldos a empleados jerarquizados por mes. También es cierto que se ha dado un aumento, a nivel provincial, a estos empleados entre un 10 y un 4 por ciento.
El incremento de los sueldos se debe a la creación de nuevos cargos y al aumento de dietas que se originaron en los cargos existentes. Lo que también están evaluando los ediles opositores es el gasto que le demandaría al municipio los nuevos empleados que no están dentro de la planta permanente.

Cargos jerárquicos.
De acuerdo a la comparación de los balances de febrero y al de noviembre, el nuevo intendente cobra una remuneración (con cargas sociales) de 9.406 pesos, unos 2.500 pesos más que el anterior mandatario. Por su parte, la creación de otra secretaría le demanda al municipio un incremento de dos mil pesos, cuando el intendente había dicho que desdoblaría el sueldo de la anterior a las dos de su gestión. Las actuales secretarías perciben: 3867 pesos, la de Gobierno; y 3737 pesos, la de Hacienda y Finanzas .
Pero además dentro de la Secretaría de Gobierno funcionan dos direcciones: la de Acción Social, y la de Educación, Cultura y Deporte, cuya titular es la esposa del intendente. Estos dos nuevos cargos creados le cuestan al municipio unos siete mil pesos, más la incorporación de un secretario en la última dirección que cobra 1.861 pesos.
En cuanto a los capataces, la nueva gestión lo aumentó de uno a tres y la diferencia da un incremento de unos 2.500 pesos más viáticos que se pagaron a los tres por 570 pesos cada uno. De los tres designados, uno sólo ya era empleado desde hace varios años, mientras que los restantes ingresaron en este período. De estos tres, uno está como encargado del corralón municipal, otro es controlador de la zona urbana y el restante desarrolla sus labores en la zona rural.

Informe.
De acuerdo a un informe que está elaborando el bloque opositor de la Junta Vecinal, hasta la asunción del nuevo gobierno, en lo que respecta a sueldos, había un total de 170 mil pesos por mes en pago a empleados fijos, incluidas las cargas sociales.
Actualmente, existe en total, con un aumento de nueve empleados jerarquizados: siete adentro del edificio municipal, incluido el intendente y dos capataces más en la calle, que requieren unos 30 mil pesos más por mes. Además de la gente contratada, que se aumentó a partir de diciembre-enero, que suman aproximadamente unos 15 mil pesos más mensuales.
“Si tomamos una media general de ingreso por coparticipación de aproximadamente 160 mil pesos por mes estamos en un desfasaje de 55 mil pesos mensuales para los sueldos, que deben ser cubiertos de alguna manera”, dijo en diálogo con LA ARENA la concejala vecinalista, Karina Scholler.
“Evidentemente esto va por mal camino. Un mes o dos meses se puede “zafar” con el pago, pero si a esto no se le hace un ajuste, nos vamos a desbaratar y va llegar un momento que el municipio va a tener que recaudar exclusivamente para pagar sueldos y olvidarse de hacer alguna obra pública”, agregó la edila.
“Creo que los vecinos que votaron con gran ilusión a este gobierno, ahora no están muy de acuerdo con estos hechos”, concluyó Scholler.

Compra directa.
Otra de las irregularidades que arrojaron los balances presentados hace referencia a la facturación -de alrededor de 51 mil pesos- que le realizó a la municipalidad un comercio del medio, dedicado a la venta de diferentes insumos, maquinarias, repuestos, además de reparación de vehículos.
Los concejales opositores contaron a LA ARENA que continúan estudiando las facturas que entregó el comercio pero que “existirían sobreprecios sobre repuestos por el arreglo del auto municipal y maquinarias compradas”.
La misma fuente confió: “Esta gestión sigue haciendo compras directa como lo hacía la anterior, obviando la ley que marca que la municipalidad tendría que llamar a licitación o a concurso de precios”.