El Concejo le exige respuestas a Arrarás

POLEMICA POR EL TEATRO BUODO

(General Acha) – El Concejo Deliberante (CD) quiere saber los gastos que demandarán la remodelación del teatro Padre Buodo, al igual que lo que sucedió con la licitación privada 11/17 que fue anulada hace unos días y generó polémica en el municipio. Ambos pedidos ingresados oportunamente sobre tablas, fueron aprobados por mayoría en la sesión ordinaria del miércoles por la noche.
Las solicitudes provienen de los bloques de la oposición, integrados por María Laura De Aguirre (PRO), Pablo Miguel Rosa y Andrea Sosa (PJ), y Gustavo Gastón Cuello (Frepam). Los mismos pretenden conocer las modificaciones e inversiones que se efectuaron y aquellas que están previstas concretarse en el salón Padre Buodo.
Los ediles quieren saber detalles sobre las renovaciones y modificaciones de la estructura edilicia, incorporación de nuevos materiales y mobiliario; y el gasto total de inversión (precisándose mano de obra, materiales y mobiliario del corriente año). Otro de los interrogantes, apunta a determinar si la obra de remodelación incluye lo peticionado por el cuerpo deliberativo, respecto a la colocación de barandas y rampas para el acceso al escenario.
Asimismo preguntaron si hay un informe técnico hecho por Obras Públicas y por Seguridad e Higiene, que avalen la reforma edilicia. Como así también, la recaudación mensual y rendición del área a cargo; si se hizo algún aporte a la entidad eclesiástica, debiéndose en su caso, indicar monto y motivos. A su vez, si existe un convenio de uso y explotación del salón Buodo entre la municipalidad y el colegio salesiano.

Licitación.
Respecto a la polémica licitación, los miembros del CD peticionaron a la jefa comunal que indique el propósito de la misma, el objetivo y resultado del acto llevado a cabo, y para el caso que se haya anulado, precise en base a qué fundamento se adoptó tal determinación.
Si la licitación no se hizo o fue dejada sin efecto, solicitan se precise cuál fue su fundamento según las constancias de acta respectiva, para lo cual piden que se remita copia de la misma.
Los ediles también quieren saber qué funcionario estuvo a cargo de la licitación y para el caso que no se haya labrado acta, se detalle qué funcionario estuvo presente. “Si no se procedió a la apertura de sobres, quiénes fueron los oferentes que presentaron sus ofertas con antelación al horario de apertura establecido. En caso de haberse realizado un nuevo pliego, piden que se adjunte copia del mismo”, concluyeron.
La polémica se produjo a partir del informe publicado por LA ARENA, sobre la anulación de una licitación para la colocación de butacas y alfombras en el teatro Buodo de la ciudad. En un principio se atribuyó esa resolución al planteo hecho por el director de Cultura, Gustavo Ayet, porque no estaba el albañil que él pretendía. Luego que tomara estado público, el funcionario se encargó de desestimarlo, ya que adujo que se anuló porque en vez de 400, eran 425 las butacas que debían instalarse.