Gobierno busca mediar por despidos

(General Pico/Agencia)
Funcionarios del Ministerio de Trabajo y del Estado provincial ofrecieron algunas alternativas para que los empleados de la fábrica de aceite vegetal puedan regresar a sus puestos. El gremio indicó que la firma pone muchas “excusas”.
El reclamo por despidos en la planta Aceites Vegetales La Pampa, ubicada en el parque industrial piquense, no se resolvió ayer pese a la intervención del representante pampeano del Ministerio de Trabajo de Nación y del director general de Relaciones Laborales de la provincia. La empresa recibió una propuesta de ayuda gubernamental y tiene 48 horas para considerarla. Mientras, se mantiene la medida de fuerza de los trabajadores.
Lelio Forquera, secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de General Villegas (Soeagv), manifestó que se realizó ayer la audiencia acordada en la oficina local de la delegación laboral a partir de las 10 de la mañana. Por el término de unas dos horas estuvieron dialogando representantes del sindicato, el asesor legal de la empresa, el director general de Relaciones Laborales de la provincia, Lisandro Baravalle, el referente zona norte del mismo organismo, Pablo Leavi, y el delegado pampeano del Ministerio de Trabajo de Nación, Edgardo Senen González.
Forquera explicó que pese a la postura negativa de la firma, para reincorporar a los tres trabajadores despedidos esta semana, los funcionarios presentaron diferentes alternativas que se podrían aplicar para ayudar a la aceitera y mantener la planta de personal. Los representantes del gobierno se refirieron a una ley que dispone menores cargas de aportes para aquellas empresas en crisis, y otra opción fue la implementación del programa Repro que consiste en una ayuda monetaria mensual destinada al pago de salarios.
El sindicalista señaló que desde lo gremial también se habló de algunas maneras de moderar el problema a partir del uso de vacaciones adelantadas o disminución de horas laborales. Incluso, Forquera aseguró que será más costoso para la firma pagar las indemnizaciones ahora y pensar en retornar a la producción a fin de año.

Incertidumbre.
La decisión de la empresa, que utiliza principalmente semillas de girasol para producir aceite, ha llamado la atención del sindicato. Para el referente del Soeagv hay muchas “excusas” que hacen dudar del verdadero origen del conflicto.
Forquera manifestó ayer, como ya lo hizo en anteriores oportunidades, que el despido de estos tres trabajadores no asegura la continuidad laboral de las cinco personas que todavía están en planta. Además, Aceites Vegetales lleva cuatro años de funcionamiento y desde sus inicios ha tenido un
recambio muy importante de personal.
El gremialista aseguró que seguirán con una manifestación de protesta frente a la fábrica y esperan conocer en breve la respuesta de la empresa.
La medida de fuerza comenzó a media mañana del martes 30 de octubre, cuando la baja de los empleados fue confirmada de manera oficial. Desde entonces el sindicato intentó entablar diálogo con la empresa y buscar alternativas para reincorporar a los trabajadores.
En la mañana del miércoles se hizo una primera audiencia en Relaciones Laborales, sin avances, y al día siguiente se concretó un segundo encuentro.