Joven condenado por robo

ACUSADO VIVE EN UN VAGON

Saúl Oscar Gadea (19) fue condenado ayer a tres años de prisión de cumplimiento condicional por un robo cometido en esta ciudad. El joven, que vive en un vagón de ferrocarril en el barrio Talleres, fue condenado por el juez de control Diego Ambrogetti. En la defensa estuvo Carlos Caram y por la fiscalía María Campo.
Gadea fue imputado por un ilícito ocurrido el 10 de septiembre de este año, cuando junto a un cómplice habría ingresado a un domicilio y tras someter a su propietaria lograron alzarse con 3.000 pesos, una cartera y diferentes herramientas. En ese momento la mujer fue sostenida por detrás por uno de los hombres, mientras el otro la amenazaba mostrándole un cuchillo tipo Tramontina.
El caso se resolvió con un acuerdo de juicio abreviado. Las pruebas del legajo incluyeron la confesión del imputado, informe policial, el testimonio de testigos que viven en la zona del hecho, y el resultado de las rondas de reconocimiento de objetos y personas en la que Gadea fue identificado por la víctima.
El juez determinó que Gadea deberá cumplir por dos años reglas de conducta, al fijar residencia y someterse al cuidado de un patronato, además de abstenerse de comunicarse y/o acercarse a no menos de cien metros a la damnificada y los testigos.

Compartir