Motociclista accidentado sigue grave

HOMBRE TRANSITABA POR LA AVENIDA BRUNENGO JUNTO A LA JOVEN QUE FALLECIO

(General Pico) – El joven motociclista Juan Godoy (21), que el domingo a la noche protagonizó el accidente en el que falleció su acompañante, Noemí Del Valle Silva (24), fue sometido a una operación y se encuentra estable, aunque su estado es crítico y permanece internado con pronóstico reservado en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Hospital Gobernador Centeno, indicaron fuentes del centro asistencial. La policía logró dar con la moto siniestrada, que fuera retirada del lugar por los otros motociclistas que viajaban junto a los accidentados, y no descarta que hubieran participado de una picada.
El siniestro ocurrió el domingo minutos después de las 20, y se presume que Godoy, quien llevaba de acompañante a la joven Silva, viajaba por la avenida Isidoro Brunengo hacia el norte, detrás de otras dos motocicletas. Al momento de llegar a la intersección con la calle 333, frente al Club de Golf Trisquelia, por causas que son materia de investigación, realizó una frenada brusca, perdió el control del rodado y los dos ocupantes cayeron de manera violenta al pavimento. Ambos jóvenes fueron trasladados de urgencia por personal del Servicio de Emergencias Médicas (SEM), pero la mujer ingresó sin vida al centro asistencial.
El director del hospital piquense, Mario García Llerena, señaló que el domingo Godoy fue ingresado al quirófano, debido a que presentaba un hematoma importante en la cabeza. Tras la operación, quedó internado en la UTI, con asistencia respiratoria mecánica. Según el parte médico se encontraba hemodinámicamente estable, aunque su estado era crítico y permanecía con pronóstico reservado.

Picada mortal.
El titular de la Comisaría Tercera, comisario Cristian Dupuy, manifestó que al momento del accidente la moto, una Honda de 150 cc, en la que se desplazaban Godoy y Silva, viajaba detrás de otras dos motocicletas y que los tres vehículos circularían a alta velocidad. Además indicó que aunque aún se investigan las circunstancias del hecho, no se descarta que los jóvenes accidentados estuvieran participando de una picada.
Las primera versiones del siniestro indicaban que al momento de la caída, los otros dos motociclistas levantaron del lugar el rodado accidentado y se lo llevaron. Dupuy indicó que horas después del siniestro pudieron dar con uno de los conductores involucrados y que además se pudo recuperar la moto en la cual se trasladaban los jóvenes accidentados, con el objeto de someterla a las distintas pericias de rigor, a fin de cerrar el círculo investigativo que se lleva adelante, en la causa que está a cargo la fiscala Natalia Mariani.

Menor a bordo.
Además, el uniformado en diálogo con este diario se refirió a las versiones que indicaban que al momento del accidente fatal, los jóvenes llevaban consigo a un bebé, y dijo que la madre de Silva aseguró que el hijo de la mujer fallecida no viajaba junto a su madre al momento del accidente.
Dupuy señaló que se investiga la presencia de un menor, y que se presume que iba a bordo de una de las otras motos que viajaban delante de Godoy. Por último, confirmó que ninguno de los motociclistas involucrados llevaba puesto el casco reglamentario, y dijo que es una constante en la mayoría de los accidentes de tránsito.

Testigo policial
El comisario Alfredo Rebichini, titular de la Comisaría Primera de esta ciudad, fue un testigo ocasional del accidente fatal, puesto que desde su domicilio, ubicado a metros del lugar donde ocurrió el siniestro, logró ver la secuencia. El policía se encontraba en su domicilio hablando por teléfono, cuando al ver el accidente interrumpió la comunicación para acercarse a los accidentados. Rebichini habría visto a un menor en el accidente, quien tras la caída de Silva y de Godoy, quedó sentado sobre el asfalto, muy asustado.