Pico: importante caída en el mercado inmobiliario

EMPRESARIO DIJO QUE HAY UN PARATE EN VENTA DE CASAS Y TERRENOS

Jorge Angelucci, titular de una tradicional inmobiliaria del medio, indicó que desde el último bimestre del año anterior hasta la actualidad, se frenó la actividad. También dijo que este año disminuyó la construcción de complejos de departamentos.
GENERAL PICO – El empresario inmobiliario local, Jorge Angelucci, manifestó que durante este año en General Pico, se registró un “parate” en la venta casas y de terrenos. Además refirió que existe una amplia oferta de lotes por fuera de los límites que demarca la avenida Circunvalación y en este sentido explicó que dentro del casco urbano ya no quedan casi terrenos para la venta.
“En lo que va del último bimestre del año pasado en adelante ha sido bastante evidente el parate. Estuvo más tranquilo que en los últimos años, creo que se generó una situación muy particular de especulación con lo que puede llegar a venir. La necesidad del inversor siempre está y los capitales para hacer la inversión estimo que también están porque no van a desaparecer del mercado, lo que si, ante un cambio de la política económica y del cambio de gobierno, todo el mundo que tiene una capacidad de ahorro, que tiene un capital disponible para hacer una inversión, toma sus recaudos, espera un tiempo para ver si esto se acomoda o si se complica y genera una recesión en todos los sectores”, manifestó.
Angelucci explicó que también se “redujo la venta de terrenos” en la ciudad y refirió que la implementación del Procrear, desde su inicio generó una “situación atípica” en el mercado. “El Procrear fue una alternativa para la adquisición de terrenos y para la construcción de un inmueble, donde mucha gente tenía que salir a buscar un terreno, más allá de su capacidad económica o crediticia que estaba al alcance o no, y con esa posibilidad tan importante se hacía un esfuerzo familiar de aportes y se buscaban alternativas para poder afrontar el costo del terreno. Eso generó un movimiento importante, pero no era una constante”, señaló.

Oferta piquense.
Respecto a la oferta de casas que hay en el actual mercado piquense, el empresario inmobiliario local indicó que “es amplia en cantidad y quizá no en calidad”.
“Hay muchos inmuebles a la venta. Puede haber 100 propiedades, pero la que busca el comprador no está dentro del segmento de las que se ofrecen, porque quiere algo más lindo, más nuevo y hay que adaptarse a la situación. No tenemos un mercado inmobiliario de casas nuevas y en el segmento de valores que la gente quisiera adquirir, por eso siempre tenemos una diferencia de adaptación y de relación entre poder adquisitivo y valor que tiene en el mercado. La oferta es amplia en cantidad, quizá no en calidad”, subrayó.
En cuanto a la oferta de terrenos, dijo que es “importante” y que ya no hay lotes disponibles dentro del casco urbano de la ciudad, que deben ser buscados por fuera de los límites de la avenida Circunvalación.
“Hay que adaptarse al crecimiento de la ciudad. No hay terrenos que estén a ocho o diez cuadras del centro, porque el casco original de la ciudad ya ha sido desbordado, y en la oferta de lotes que hoy hay disponible de zonas nuevas con buen perfil están por encima del cordón de la Circunvalación”, sostuvo.
“Quizá haya gente que se adapte a la distancia y otros busquen algo más cerca, pero es muy poco lo que puede llegar a quedar y el que lo tiene lo guarda para un familiar o para respaldo de capital, y no está dispuesto a venderlo”, agregó Angelucci.

Complejos habitacionales.
Por último indicó que el crecimiento de los complejos habitacionales, ha sido sostenido durante las últimas dos décadas, pese a que en la actualidad se perciba una proliferación de grupos de departamentos.
“Se mantuvo el crecimiento que tuvo en los últimos 20 años, pero éstos son más evidentes en cuanto a la estética y a lo visual. Durante dos décadas se construyeron muchos complejos que eran de características distintas, de menor volumen y menor altura, pero en cantidad de departamentos ha sido una constante el crecimiento”, indicó.
“En los últimos años se hicieron complejos estéticamente más atractivos y por eso parece que hay un furor por los departamentos. Se están culminándose varios complejos que se comenzaron a construir hace un año y medio atrás, pero no es mucho lo que se inició en los últimos ocho o nueve meses”, finalizó.