Preocupación en Winifreda por los robos

Personas hasta ahora no identificadas por la policía ingresaron por la fuerza a dos viviendas de Winifreda sabiendo que sus moradores no se encontraban en sus respectivos hogares. Hace unos días, la vecina Elsa Araujo, denunció que desconocidos rompieron los vidrios de una puerta que comunica con el patio trasero de su casa -ubicada en la calle Calderón- y la abrieron aprovechando que la llave estaba puesta en la cerradura.
Una vez adentro, le pegaron patadas a la puerta de ingreso a la cocina-comedor y después de la misma forma forzaron la puerta que comunica con un pasillo que linda con las habitaciones. “Desordenaron absolutamente todo, no me faltó nada material, pero se llevaron parte de mi intimidad”, dijo Araujo a LA ARENA.
Según la policía, los intrusos estarían buscando joyas o dinero y al no encontrarlos se marcharon por la puerta del frente de la morada que estaba iluminada. La División Criminalística de la UR I de Santa Rosa no encontró huellas dactilares ni rastros de calzado.
“Me encantaría, sin agresividad, conversar con ellos para saber qué necesitaban de mí, quién los mandó, quién les enseñó a hacer esto, qué están sufriendo para dañar a los demás y si les puedo dar una mano se las voy a dar. Hasta sería capaz de retirar la denuncia, pero hacer estas cosas a los demás es tan feo”, finalizó Araujo.
Algo similar le sucedió al vecino Luis Nuñez. Según los investigadores, extraños forzaron una abertura y una vez en el interior de la casa -situada en la calle Belgrano- revolvieron una habitación, pero no se habrían llevado nada. El dueño de la propiedad no quiso radicar la denuncia policial. “Muchas veces el damnificado requiere una respuesta inmediata ojalá pudiéramos esclarecer todos los casos rápidamente. Es importante que avisen, no dejen pasar los días porque después es tarde”, expresó el comisario Norberto Corbo.