“Se hace imposible seguir prestando los servicios”

RECLAMO DE INTERCLINICAS AL SEMPRE

(General Pico) – La Asociación Interclínicas, que nuclea a la Argentina y Regional de General Pico, indicó que ante los reclamos que hicieron a la obra social Sempre por el valor de distintas prestaciones, aún no recibieron ninguna respuesta y que los servicios prestados no alcanzan a cubrir los costos.
Ayer a la tarde, la comisión directiva de Interclínicas se refirió al reclamo que se hizo público semanas atrás cuando indicaron que los dos centros de salud privados más importantes de la ciudad, estaban en una “situación crítica”.
También habían manifestado que el Sempre había desoído los constantes reclamos y que había tomado decisiones unilaterales “mediante resoluciones propias que otorgan incrementos de valores en las prestaciones que no cubren el costo de las mismas”.
En este sentido subrayaron que esto conduciría a “un deterioro de la atención médica y sanatorial” de las clínicas locales y que llevaría a la imposibilidad de mantener la infraestructura edilicia y el personal médico.
“Sobre nuestro largo y sostenido reclamo con la obra social Sempre por los valores de las prestaciones sanatoriales que la misma abona y establece de manera unilateral, a pesar de haber mantenido reiteradas reuniones con sus autoridades, no hemos recibido una propuesta de solución a este tema, arribando hoy en día a un estado donde se hace imposible seguir prestando los servicios puesto que no cubren el costo de los mismos”, manifestaron.

Clínicas desfinanciadas.
Desde la entidad médica se indicó que desde el año 2010 hasta la actualidad se acrecentaron las diferencias entre los valores de los costos sanatoriales que establece la obra social provincial y los que solicita Interclínicas, “llegando al 29 por ciento en la pensión, 47% en el quirúrgico y 60% en radiológico, todo ello tomando en cuenta el aumento otorgado por la obra social en mayo y sin considerar que en el próximo mes de julio se fijarán nuevos sueldos por las paritarias de sanidad, que estimamos mínimamente rondarán un 23% de incremento en el segundo semestre”.
En este sentido subrayaron que estos porcentajes son los ingresos que las clínicas piquenses dejan de percibir en su facturación mensual, lo cual lleva conduce “a un desfinanciamiento y endeudamiento, que las arrastrará inevitablemente al cierre, poniendo en riesgo de dejar a más de 200 empleados sin trabajo y afectando comercialmente otros tantos”.
Por último lamentaron los perjuicios que puedan sufrir los afiliados de Sempre ante este conflicto, y destacaron que se hará “todo el esfuerzo para arribar a una solución negociable, viable y sostenible para todas las partes, evitando mayores consecuencias en un área tan sensible”.
Una vez originado el reclamo público de Interclínicas, José Giacobbe, gerente general del Sempre, había señalado que la situación los había tomado por sorpresa. En el mismo sentido, había indicado que mantienen reuniones permanentes con Interclínicas y que se aseguró hacer “el máximo esfuerzo desde el punto de vista de los recursos que tiene la obra social”.