Trabajadores preocupados por su situación laboral

ATSA CONVOCO AL DIALOGO A POLYMEDIC

(General Pico) – El Instituto Polymedic, un centro privado de salud de Santa Rosa, tiene a sus más de 50 empleados en estado de alerta después del rumor de una inminente disolución de la sociedad que integra la empresa. En el caso intervino la Asociación de los Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA) que espera lograr una reunión con los directivos del instituto para la siguiente semana.
La actual delegada normalizadora del gremio pampeano que tiene sede en esta ciudad, Silvia Machesich, informó que ayer ingresó a Polymedic una carta solicitando un encuentro entre los socios responsables, los empleados y el gremio para “evaluar el estado actual de la institución y los problemas que afectan a los afiliados”. En el escrito no se hace referencia a la posibilidad de que la empresa se vea perjudicada por la disolución de la sociedad, ya que esa información todavía no está confirmada, pero el gremio tiene sus recaudos al respecto.
En la misiva fue señalada la actitud del sindicato de buscar ese espacio de diálogo “de forma previa a retomar las medidas de fuerza”. O sea, que de no mediar una respuesta el personal del centro de salud podría llegar a un paro de actividades.
Esta decisión de convocar a una reunión fue realizada por el gremio, con el asesoramiento letrado de Fernando Canepini, entendiendo que es prioridad llegar a un acuerdo y preservar los puestos de trabajo. Pero al mismo tiempo la situación actual de los trabajadores no puede prolongarse.
Machesich explicó que además de los problemas de los afiliados para poder cobrar sus salarios, ya que perciben sus haberes en cuotas, las condiciones generales son “paupérrimas”. Con problemas que afectan a quienes se desempeñan como enfermeras de sala, terapia y quirófano, al personal administrativo, del lavadero, a los instrumentistas y técnicos de rayos, a las mucamas, cocineras, etc. Dentro de su labor diaria se ven perjudicados por la falta de insumos, la ausencia de médicos de guardia, e incluso deben responder ante los pacientes por esas falencias.

Paro.
La delegada de ATSA dijo que estuvieron reunidos con el personal de Polymedic el sábado 10 de enero. Allí se pensó en enviar la carta y si no hay respuesta comenzar con las medidas de fuerza.
“El continuo malestar del directorio perjudica al personal”, indicó Machesich. Ya que las autoridades se desentienden en algunos aspectos que hacen a la prestación del servicio de salud y la responsabilidad recae en los empleados. Incluso entre el personal una de las últimas noticias surgidas es que uno de los socios ya envió una carta documento informando que el 20 de enero se disolverá la sociedad. Novedad que ocasionó un gran malestar entre el personal que teme que el centro de salud deba cerrar.
Al parecer, el problema de origen en Polymedic radica en las diferencias irreconciliables que existen entre los socios mayoritarios de la empresa. En octubre del pasado año este diario dio a conocer que los trabajadores habían realizado un paro de 24 horas para reclamar el pago de la totalidad de sus sueldos, y una de las soluciones evaluadas por parte de un socio fue conseguir inversionistas.
La empresa tenía entonces una deuda de entre cuatro y cinco millones de pesos que en parte esperaban por financiar a 10 años con la AFIP. Y también tenía problemas para pagar a los proveedores.